La imprenta que se convirtió en la taberna más flamenca de Arcos: "No estamos aquí solo para los turistas"

Cristóbal Pérez dirige desde el año 2000 el proyecto Jóvenes Flamencos que desde 2013 se ubica en el casco antiguo, en la que fue sede de la primera imprenta de Arcos

Cristóbal Pérez dirige esta popular taberna que desde 2013 está instalada en el casco antiguo de Arcos.
Cristóbal Pérez dirige esta popular taberna que desde 2013 está instalada en el casco antiguo de Arcos. MANU GARCÍA
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Las Ciudades que Avanzan.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

En 1998, el empresario Eduardo Duarte fundó la primera taberna Jóvenes Flamencos en Arcos, en la calle Julio Mariscal. Dos años después, Cristóbal Pérez entró a trabajar en la cocina junto a su amigo y poco después se convirtió en el dueño del negocio. "Nosotros éramos jóvenes y flamencos, de modo que este proyecto nos venía como anillo al dedo", cuenta este arcense de 42 años.

Históricamente, la taberna se ha ubicado en tres zonas diferentes de Arcos, la última de ellas previo paso fugaz por San José del Valle. "La cosa bajó un poco, me ofrecieron un local allí y decidí probar. Estuve unos meses pero quise volverme", explica. Fue entonces cuando se instalaron en el número 11 de la calle Deán Espinosa, en pleno casco antiguo. Como dice, "esta es otra plaza en la que torear. Si vienes a Arcos y no visitas el casco antiguo no es lo mismo". Aquí llevan ya nueve años y se muestra muy contento por "haber prosperado tanto".

TABERNA JOVENES FLAMENCOS 4
Cristóbal Pérez es el dueño de la taberna Jóvenes Flamencos.  MANU GARCÍA

Cristóbal es percusionista flamenco y su mujer, Laura Jiménez, venía de trabajar en una inmobiliaria, de modo que se lanzaron a un proyecto que podría considerarse arriesgado. "Ninguno de los dos estábamos ligados a la hostelería. Yo me quedé en paro y tuvimos que dar este salto al vacío. El primer año fue muy duro porque nadie nos conocía en el casco antiguo. Gracias a Dios hemos conseguido hacernos un hueco y captar a una clientela muy fiel", apostilla.

Además, han conseguido alcanzar mucha repercusión, ya que revistas de prestigio como Lonely Planet han publicado artículos sobre Jóvenes Flamencos. También han ganado premios como el Chef Sierra de Cádiz y obtuvieron el primer premio del concurso de berza con tagarninas. "Yo no soy muy de participar en estas cosas, pero me lo ofrecieron y decidí animarme. Hicimos bien visto lo visto", cuenta con orgullo.

La antigua dueña del local se jubiló y no dejaron pasar la oportunidad de hacerse con este espacio que tuvieron que ampliar porque el volumen de clientela que empezaban a recibir hacía inviable trabajar con solo cuatro mesas. De hecho, durante las obras, descubrieron un trozo de la antigua muralla que han decidido conservar en lo que ellos llaman "la cueva", un pequeño espacio que actúa como reservado. Como curiosidad, antiguamente el local era una imprenta. "Aquí hicieron las estampitas de mi primera comunión", recuerda entre risas. Los primeros periódicos y revistas de Arcos se imprimieron en este lugar que, como señala su dueño, "tiene mucha historia y siempre está bien recordarla".

TABERNA JOVENES FLAMENCOS 1
El establecimiento aúna sus dos pasiones, el flamenco y el toreo.  MANU GARCÍA

Sobre la taberna, aglutina las dos pasiones de Cristóbal, el flamenco y los toros. "Creo que van muy vinculadas y he querido darle su hueco a ambas aquí". Así, en su interior se puede observar diferentes artículos relacionados con el toreo y una gran cantidad de fotos de grandes artistas del mundo del flamenco dedicados para su dueño. "He tenido la suerte de haber conocido a muchos de los más grandes porque he podido coincidir con ellos o porque han venido a actuar aquí", apunta.

Antes de la pandemia, la taberna ofrecía espectáculos de cante y baile que protagonizaron nombres tan reconocidos como Fernando de la Morena, Juan Moneo 'El Torta', el Capullo de Jerez o Morante de La Puebla. Sin embargo, comenta que "este local es muy pequeño y era complicado mantener las actuaciones con las restricciones. Además, el nuevo concepto de la taberna también chocaba con esto". Aún así, muchos de estos artistas y otros más siguen viniendo de vez en cuando a comer y a ver a su dueño. "Al final he hecho amistad con ellos y siempre que pueden se acercan y aprovechamos para hacernos alguna foto".

TABERNA JOVENES FLAMENCOS 9
Trabajan comida típica de la tierra.  MANU GARCÍA

En cuanto a la propuesta culinaria, Cristóbal reconoce que "el negocio ha evolucionado mucho desde sus orígenes. Yo era más de tasca, de copita y de fiesta, pero al entrar mi mujer en la cocina empezó a elaborar platos que tuvieron gran éxito". Su carta se basa en platos tradicionales de la tierra como la cola de toro, la alboronía —un plato andalusí hecho a base de calabaza, patata, judías verdes, garbanzos y, recuperando una antigua receta, ellos le añaden hierbabuena y pera—, el ajo molinero típico de Arcos, el abajao y otros guisos como las papas con chocos, el puchero o las cremas de verdura. También disponen de platos más elaborados como el canelón de ternera retinta de la Janda con queso payoyo negro.

Por otro lado, tienen una carta de bebidas que cuenta con vinos de la tierra y de otros puntos de España, cervezas y otro tipo de bebidas alcohólicas. "Al final después de comer bien a la gente le suele apetecer tomarse una copa, así que lo puede hacer aquí", remarca el hostelero arcense.

TABERNA JOVENES FLAMENCOS 2
Croquetas en salsa de Pedro Ximénez.  MANU GARCÍA
TABERNA JOVENES FLAMENCOS 7
Ajo molinero.  MANU GARCÍA
TABERNA JOVENES FLAMENCOS 8
Alboronía.  MANU GARCÍA

Cristóbal desea subrayar, también, que su local no está hecho para los turistas. "Hay gente que me dice que lo tengo muy enfocado para el turismo, pero yo no lo veo así. En casa de mi abuela recuerdo que había varias macetas con lunares. Este es mi sello de identidad y desde 1998 las macetas de lunares rojos han representado a los Jóvenes Flamencos. Nosotros estamos abiertos para todo el que quiera venir", sentencia.

Incluso con el Ayuntamiento local tuvieron algún roce porque "el colorido de las mesas y la terraza llamaron la atención del alcalde, pero le invité a que viniera a comer y observara a la gente echando fotos a la fachada". Como cuenta, "al final todo se solucionó y quedó en nada. Por aquí pasa mucha gente de muchas nacionalidades y a todos les llama la atención nuestra decoración. Es algo que influye positivamente en el turismo".

Sobre el autor:

Pablo Mata

Pablo Mata

Periodista, graduado en la Facultad de comunicación de Sevilla en el año 2020. Miembro de la Asociación de Prensa de Jerez. He hecho prácticas y colaborado en varios medios para ganar experiencia. También escribo en mi propio blog sobre mi pasión, el deporte, y ahora tengo la oportunidad de aportar mi granito de arena en lavozdelsur.es.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído