img_9530.jpg
img_9530.jpg

Williams & Humbert innova con Abyssal, un nuevo espirituoso en el que ha invertido tres años de investigación y que supone, entre otras cosas, someter al vino de Jerez a una triple destilación para alcanzar su máxima pureza.

El vino de Jerez no deja de sorprender a todo tipo de paladares. Gracias a este exquisito oro líquido las bodegas de la ciudad han conseguido crear una multitud de productos a través de la investigación. Un último ejemplo de ello lo han llevado a cabo las Bodegas Williams & Humbert después de tres años de experimentación y estudio. Abyssal, es el genuino vodka que ha creado esta firma a través de la destilación del vino con más solera de Jerez. Esta bebida alcohólica se diferencia del resto de ellas por contener un toque de oloroso en su elaboración y no el cereal o la patata como la gran mayoría de vodkas del mercado.

Único en el mundo y con un sabor excepcional, dicen sus promotores, para su elaboración se ha combinado el empleo de las técnicas de destilación más avanzadas junto al proceso tradicional del sherry. Con el fin de conseguir una mayor pureza, el oloroso ha sido sometido a una triple destilación a 74 grados, justo y necesario para que el paladar pueda disfrutar del intenso sabor de este destilado.

Miguel Ángel Medina García de Polavieja, director de Marketing de Williams & Humbert, destaca que “uno de los objetivos de la bodega es la combinación permanente entre el saber hacer y la tradición en la crianza de los vinos de Jerez, avalada por más de 130 años de experiencia, junto con la innovación en nuestro portafolio. Al igual que con otras marcas, como El Ron Dos Maderas, el Canasta Rosso o la Crema de Alba, tratamos de aportar a los nuevos destilados el valor añadido del Jerez, empleando para su proceso de elaboración botas que han criado previamente vinos de la casa de extraordinaria calidad y prestigio, o bien haciéndolos formar parte directamente de la composición de los mismos”.

La bodega Williams & Humbert es una referencia en los valores de la tradición a la hora de la crianza de grandes vino y licores con una amplia fama internacional. Abyssal se une a partir de ahora a su catálogo de productos en el que la Crema de Alba o el Ron Dos Maderas están consolidados y reconocidos en todo el mundo. Como buen vodka debe ser consumido muy frío pero sin hielo. La misma temperatura que se vivió en la mitología nórdica cuando se contaba la leyenda del último unicornio. Un animal único en el mundo y poseedor de un bello cuerno dotado de increíbles propiedades mágicas que tras huir de los cazadores se sumergió en los fondos abisales para luego emerger de las profundidades transformado en un poderoso narval tan rico y excelente como el sabor de esta joya líquida.

Para el envase, Williams & Humbert ha elaborado una original pieza de vidrio negro, protegiendo el tesoro del sabor que habita en su interior. La botella está engalanada por una pieza de metal plateada en la que luce la silueta del narval, mítico animal marino de presencia imponente, poseedor de un larguísimo colmillo que a muchos recordará al cuerno del unicornio. A este respecto, Miguel Ángel señala que “los productos de Williams & Humbert, nuestros vinos y destilados, tienen un gran valor añadido y queremos que el continente, el packaging, exprese esa diferencia, esa calidad. Lo que pretendemos con estos diseños, es reflejar que el contenido está elaborado bajo las premisas de la innovación y la calidad, dos máximas de las Bodegas Williams & Humbert, que definen nuestra cultura corporativa y nuestra forma de hacer”. Abyssal también se puede combinar de manera extraordinaria con otros sabores, dando pie por ejemplo a cócteles como el Bloody Mary, Narwal Song o Moscow Mule.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído