img_6997_0
img_6997_0

El artista Pablo Salvaje ofrece este domingo en Viña Sierra un taller artesanal de cianotipia y estampados organizado por 'Ya voy Mamá'.

Desde que era niño supo que tenía que ofrecer al mundo su talento como artista de alguna manera. En la imprenta de sus padres comenzó a escuchar los sonidos de las máquinas de impresión o a visionar los hermosos diseños que podía hacer la estampación sobre la tela. Gusto, tacto y olfato, tres características esenciales con las que jugaba Pablo Salvaje cuando tan solo era un crío.

Si para algunos niños los héroes de sus vidas son los personajes que aparecen en los dibujos animados, para Pablo Salvaje lo eran los programas de manualidades. “Me grababa los programas de Art Attack o de La Isla de Flora. Con solo seis años lo único que veía eran programas de manualidades. Tenía una carpeta que la llenaba de todas las cosas que hacía. Me gustaba hacer papiros con las hojas de periódico y la tierra Luego le enseñaba los diseños a mis vecinos o los miembros de mi familia”.

Con el tiempo creció, y este joven artista no solo ha creado obras de arte, también ha tenido tiempo para la interpretación y o la televisión, donde fue en su día uno de los presentadores de La Banda del Sur, en Canal Sur. Desde hace tres años lleva a la práctica talleres de manualidades por toda España. Bilbao, Mallorca, Granada, Sevilla o incluso Jerez, donde este próximo domingo llevará a cabo una curiosa cita artística a través de la cianotipia.

“El domingo impartiré un taller organizado por la tienda Ya Voy Mamá donde pondré en práctica la cianotipia, un proceso de revelado que se usaba antiguamente y en la que predomina el color azul cian. Esta técnica es fotosensible a la luz de sol y gracias a esa luz se puede revelar una fotografía sobre alguna prenda. Una vez que es revelada, la imagen es permanente. Si hace sol, la imagen puede estar sobre la tela en 5 o 10 minutos pero si está nublado puede tardar algo más”. El encuentro tendrá lugar en Viña Sierra y ya no hay entradas disponibles.

A pesar de los avances que se producen como las nuevas tecnologías de revelado, Pablo Salvaje es un enamorado de la artesanía o los productos naturales. Esta técnica no es complicada. Se necesita paciencia como todo en la vida. Es un proceso muy divertido porque todo el mundo está creando. Los productos están funcionando muy bien. Veo que la gente se enreda cada vez más en este tipo de talleres porque les gusta aprender cosas nuevas aunque todo tiene detrás un proceso de trabajo importante. Normalmente estos talleres necesitan de un grupo reducido de personas. Trabajo con un grupo de doce personas como mucho porque cada uno de los participantes requiere su atención”.

La estampación es otra de las técnicas que usa Pablo Salvaje en sus talleres. Su mente no deja de crear en ningún momento. “Me gusta facilitar a las personas las técnicas necesarias para que puedan conseguir resultados de estampación. Se pueden explicar las cosas para que la gente lo pueda hacer en casa. A la gente le gusta lo hace, una cosa no es bonita o fea, simplemente si a una persona le apasiona lo que hace es lo importante. Cuando la gente por ejemplo ve a lo que me dedico, causa una buena sensación porque ve que me apasiona lo que hago”.

Pablo Salvaje vive el presente como si fuera un pulpo con ocho manos. Sin dejar de lado la interpretación, su mente vive el día a día disfrutando de todo lo que realiza aunque con dolor por la situación de la artesanía. “Para los artesanos como yo es muy complicado vender en España. No se puede pensar en producir aquí porque la situación es muy mala. Hay que pensar en exportar al mercado extranjero porque si no es un suicidio laboral”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído