rio_tavizna
rio_tavizna

En el término municipal de El Bosque, a una hora escasa de Jerez, proponemos una ruta corta y sencilla a la par que muy bonita.

Quizás no tan popular como otras rutas clásicas como la del Salto del Cabrero, la del Camino Alto a El Bosque, la de los Llanos del Republicano o las que terminan en los altos del Picacho o el Simancón, la del castillo de Aznalmara es una ruta sencilla, corta y muy bonita que comienza en río Tavizna y que finaliza en las ruinas de un antiguo castillo nazarí, a 523 metros de alto, donde podremos disfrutar de unas maravillosas vistas de la sierra de Cádiz.

Como decimos, el recorrido se inicia en el río Tavizna tras cruzar la aldea del mismo nombre. Accederemos a través de la carretera A-373, entre El Bosque y Ubrique, por lo que recomendamos ir al tanto para no pasarnos el acceso. Una vez en la aldea, seguiremos un camino de tierra que nos llevará al llamado pontón del río Tavizna, donde dejaremos nuestro vehículos y emprenderemos la marcha.

Por raro que parezca, quizás el momento de mayor dificultad de la ruta sea precisamente el del inicio si es la primera vez que se hace, ya que debido a la gran cantidad de matorral, lentisco y zarzas y por qué no decirlo, a la hermosura del camino que bordea el río, más de uno puede despistarse y no encontrar la vereda que nos lleva hasta la segunda parte de la ruta. Así que deberemos estar al tanto y fijarnos como punto una casa, a escasos 200 metros de iniciar el camino, y sobre todo la valla que la rodea, que seguiremos camino arriba hasta ya encontrar un sendero entre árboles y matorral.

Después de esta ligera ascensión, notaremos cómo desaparece la humedad que rodea al río y llegaremos a una zona más abierta en dónde ya divisaremos la sierra en toda su plenitud. El camino se hace cómodo y vistoso hasta el punto de no querer separarnos de nuestra cámara -o móvil- para dejar constancia de nuestro paso. 

Al llegar a un quejigo centenario, buen lugar para hacer un descanso, torceremos a la izquierda para iniciar la ascensión al puerto del castillo, al que ya divisaremos en lo alto. El camino nos seguirá deparando magníficas vistas, con el corredor del Boyar y la sierra de la Silla de fondo, hasta llegar a la falda del promontorio donde se asienta el castillo. Para algunos la ruta habrá acabado aquí, pero qué duda cabe que no acabar el camino en el castillo es como preferir un Bitter Kas a una cerveza bien fría en una tarde de verano. Así que, con cuidado de no torcernos un pie en el incómodo sendero que sube hasta Aznalmara, iremos subiendo poco a poco, sin prisa pero sin pausa y teniendo cuidado de no despistarnos para no tomar otro camino equivocado ya casi llegados arriba.

Tras dejar atrás lo que queda de algunos lienzos de la muralla, llegamos al final del camino accediendo al castillo desde uno de los torreones. Desde allí observaremos lo que en su día fue el patio interior, en cuyo centro aún se aprecian restos del aljibe, y en la otra punta, restos de otros torreones

Qué mejor punto que éste, con los preciosos paisajes de la sierra de fondo, para descansar las piernas y celebrar el fin del trayecto remojando el gaznate con algún vino de la tierra que, de manera casi obligada, tendríamos que haber metido en la mochila. Tiempo habrá para desandar el camino.

Datos Útiles

Término Municipal: Benaocaz 
Tipo: Lineal 
Distancia: 3,8 km 
Duración: 1 hora y 45 minutos 
Señalización: No 
Dificultad: Baja
Cota Máxima: 523 m 
Cota Mínima: 259 m 
Protección: Parque Natural Sierra de Grazalema, LIC, ZEPA, Reserva de la Biosfera, y Complejo Serrano de Interés Ambiental (PEPMF) 
Permisos: No es necesario 
Patrimonio: Castillo de Aznalmara

 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído