Cocina "a través de eventos" en Gastrológico, el restaurante privado de una madre y su hijo en Cádiz

Pablo Mariñas y Eulalia Robles abrieron en 2019 Gastrológico, un espacio exclusivo donde ofrecen experiencias gastronómicas diferentes y cursos para desentrañar los fogones

Pablo Mariñas durante un curso de cocina en Gastrológico, en Cádiz.
Pablo Mariñas durante un curso de cocina en Gastrológico, en Cádiz. GERMÁN MESA

Ingredientes preparados, sartenes en la mesa y muchos cuchillos. Acaba de comenzar un taller intensivo básico de cocina en un espacio de Cádiz donde un grupo de amantes del arte culinario abren la boca, y los oídos. Tienen dos meses por delante para aprender los entresijos de un mundo que una madre y su hijo conocen al dedillo.

Pablo Mariñas Robles, de 40 años, y Marúa Eulalia Robles Rábado, de 64, son los creadores de un proyecto en el que buscan ofrecer experiencias gastronómicas como las que se disfrutan en Madrid u otras grandes capitales. Gastrológico es pionero en su especie en la Tacita de Plata, lugar de nacimiento de esta familia que comparte la misma pasión, la cocina. “Trabajar con mi madre es una maravilla y, sobre todo, en lo que nos gusta”, dice Pablo, que cuenta con una amplia carrera entre fogones de hoteles de grandes compañías.

Pablo y Eulalia explican a los asistentes los pasos a seguir.
Pablo y Eulalia explican a los asistentes los pasos a seguir. GERMÁN MESA

Su madre y socia se formó como técnico superior en restauración, al igual que el gaditano, y elaboró una tesis sobre la “Evolución de los menús entre siglos XIX al XX”. “Somos el combo, el aspecto más profesional mio y el más académico y de investigación de ella”, explica el chef.

"Sufrimos la pandemia de primera mano"

Cuando surgió la oportunidad, los caminos de Pablo y Eulalia desembocaron en Cádiz en diciembre de 2019. Por entonces, Pablo estaba fuera de su tierra y decidió mudarse para que su negocio creciera allí. Por primera vez, iban a trabajar juntos, pero que la llama prendiera costó más de lo esperado. “Abrimos con una puntería escandalosa, justo antes de la pandemia. La sufrimos de primera mano, con un negocio recién abierto que, evidentemente, no existía para nadie”, cuentan a lavozdelsur.es.

Solo pudieron desarrollar su idea tres meses, después tuvieron que parar. “Nosotros montamos un negocio con el que queremos reunir a gente alrededor de una mesa para disfrutar de la cocina y precisamente eso es lo que estaba prohibido”, recuerda.

Un momento del curso en Gastrológico.
Un momento del curso en Gastrológico. GERMÁN MESA
Una de las asistentes no pierde detalle.
Una de las asistentes no pierde detalle. GERMÁN MESA

Tras la tempestad, Gastrológico echó a andar con la filosofía que nació. Acercar la cocina a las personas de un modo original y en un ambiente privado y exclusivo. En un restaurante al uso, el chef apenas ve a los comensales, pero en este espacio, sí hay explicación de los platos. “Quería dedicarme a ellos más, es algo que tenía hace tiempo en mi cabeza, la intención era acercar la cocina al cliente a través de diferentes eventos”, explica Pablo.

Los participantes no quitan ojo a cada paso que da. Concentrados, tratan de empaparse de los conocimientos de este chef que ayuda a cortar hortalizas. Algunos graban con el móvil las recetas mientras otros pelan patatas. En la sala, tratan de “buscarle un poco de lógica a la gastronomía” mientras disfrutan de una experiencia diferente, que es la misión de estos socios.

Pablo y Eulalia organizan talleres de cocina, talleres privados con cata, cursos intensivos o incluso un Cluedo con almuerzos y cenas con asesinato. Además, funcionan como restaurante privado, es decir, celebran comidas de empresa, reuniones familiares o celebraciones en una zona exclusiva. “La ventaja es que todo el espacio es para ti”, destaca el gaditano, que también realiza talleres abiertos al público.

Una persona cortando hortalizas durante la sesión.
Una persona cortando hortalizas durante la sesión. GERMÁN MESA
Pablo ayuda a realizar el corte a una de las participantes.
Pablo ayuda a realizar el corte a una de las participantes. GERMÁN MESA
Pablo y Eulalia durante el curso de cocina.
Pablo y Eulalia durante el curso de cocina. GERMÁN MESA

En ellos enseñan la cocina de diferentes países, como platos griegos, hindúes o mexicanos, y pastelería sin gluten, comida vegetariana, fusión o arroces. “Los talleres tienen un doble componente, uno es la experiencia de cocinar y hacer las recetas y otro, degustar todo lo que han cocinado ellos con bebida incluida”, explica Pablo rodeado de personas que se sientan en la mesa para probar la carne o el pescado recién cocinado.

"No hace falta tener ningún nivel para venir"

Los gaditanos no son los únicos que comparten sus conocimientos con el público. Por Gastrológico también pasan chef profesionales que imparten cursos especializados. Por ejemplo, el pizzero Luigi Di Doménico contó los secretos para hacer una buena masa. “Cuando vienen chefs reconocidos hay profesionales que se apuntan, pero normalmente viene gente de a pie. No hace falta tener ningún nivel, no hay que ser una máquina ni cocinar todos los días en tu casa para venir a hacerlo y completarlo con éxito”, sostiene el gaditano sin soltar las pinzas.

El chef supervisa las acciones de los asistentes.
El chef supervisa las acciones de los asistentes. GERMÁN MESA
El gaditano enseña cómo cocinar la carne.
El gaditano enseña cómo cocinar la carne. GERMÁN MESA
Un momento del curso que ofrece Gastrológico en Cádiz.
Un momento del curso que ofrece Gastrológico en Cádiz. GERMÁN MESA
Los asistentes degustan los platos que acaban de cocinar.
Los asistentes degustan los platos que acaban de cocinar. GERMÁN MESA

En las mesas de este espacio “super dinámico” se observan personas con inquietud por el mundo de los sabores, desde jóvenes hasta jubilados. Según cuentan, “nuestro abanico es impresionante, hemos tenido a gente de 83 años en los talleres”.

Los platos están listos en este negocio donde Pablo y Eulalia han aplicado un leitmotiv muy especial. “Mi abuelo decía: No hay cosa más sana que hacer lo que me de la gana, y eso es lo que hemos hecho aquí”, añaden. Un nuevo plan divertido donde madre e hijo se esmera para que los clientes se marchen con algo más que un buen sabor de boca.

Sobre el autor:

profile_picture

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído