ya_voy_mama_04
ya_voy_mama_04

Doctora en Bioquímica, Macarena Gómez abandonó la investigación para construir su propio negocio, ¡Ya voy mamá!, donde vende juegos, ropa y todo tipo de artículos dirigido a los más pequeños.

De investigar como doctora en Bioquímica por la Universidad de Córdoba a gerente de su propia empresa de juegos, ropa y todo tipo de artículos dirigido a los más pequeños, ¡Ya voy mamá! No parece tarea fácil y mucho menos cuando el local está ubicado en el centro de la ciudad, donde es fácil dar cerrojazo y muy complicado sobrevivir. “Es inexplicable, la gente de Jerez es muy particular y en lugar de la riqueza patrimonial y la oferta de ocio del centro histórico de Jerez, prefieren las grandes superficies”, lamenta asombrada Macarena Gómez, la propietaria de este negocio inaugurado en octubre de 2011.

“Cuando puse en marcha la tienda todos mis conocidos me decían que me estaba equivocando”, cuenta Macarena que estuvo trabajando para una empresa de investigación sevillana y posteriormente en la universidad antes de embarcarse  en la aventura empresarial. “Cobraba como una becaria, siendo doctora. Decidí dejarlo porque era imposible de compaginar con mi familia”, afirma aunque deja claro que no se trata de una mera cuestión de sueldo. Su vocación era la ciencia, pero con ¡Ya voy mamá! ha materializado muchas de sus otras inquietudes.

La peculiaridad de todo lo exhibido en las estanterías de este negocio es que sus productos proceden de marcas alternativas a las habitualmente comerciales, en gran parte nacionales y con un compromiso social: “Intentamos cerciorarnos de que sean producidos dentro de unos parámetros éticos, a sabiendas de que eso obviamente repercute en el valor final del juguete o de la prenda de vestir”, explica Gómez. En cuanto a los juegos y juguetes se niega a que sean encasillados con el adjetivo ‘educativos’. La filosofía de todos ellos no es tan simple, porque se trata de que los pequeños se diviertan aprendiendo, pero de que en ese aprendizaje también puedan participar los adultos, lejos de la idea de mantener al niño entretenido en soledad.

Macarena y su marido también ponen en marcha cada temporada un ciclo de actividades culturales, musicales, y de manualidades cada vez más consolidado, y cuya nueva programación comienza en octubre. Todo en coordinación con otros negocios de la zona como la librería El Laberinto. “Ellos organizan cuentacuentos los sábados y una vez que finalizan comienzan nuestros talleres”, así mantienen viva la chispa cultural en el centro porque responden a la demanda de un público que “busca otra forma de entretener a los niños y niñas, alejada de las grandes superficies comerciales; el centro está vivo”, apostilla.

En estos cuatro años de vida ¡Ya voy mamá! se mantiene gracias en gran medida a la fidelidad de los clientes de diferentes puntos de España como Toledo o Pamplona que pasan sus vacaciones en las costas andaluzas y verano tras verano visitan la tienda para realizar sus compras. “Estos mismo clientes se extrañan de que las grandes marcas no tengan locales en el centro marchando a las grandes superficies”. Internet es otro factor a tener muy en cuenta en el éxito de esta singular tienda para los pequeños, ya que muchas compras sobre todo de textil se realizan a través de la red. La exclusividad también es otro valioso aliado para la subsistenciasta: esta empresa es la única que vende ciertas marcas en Andalucía.

Esta jerezana asegura que su empresa le resta mucho tiempo, pero lo puede compatibilizar con la familia y además se siente realizada. “Aunque me ofrecieran una gran oferta como doctora, no lo abandonaría, vería cómo hacer para compaginarlo. Me encanta lo que hacemos, trabajar con los pequeños y el trato con el público”.

Sobre el autor:

btJPX1dv_400x400

María Luisa Parra

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído