Mikel, el vasco que montó un 'museo del cine' en un pub de Puerto Real

Café Cinema, que guarda carteles, fotografías y autógrafos entre un cinexin y un tomavistas de Super-8, es lugar de peregrinación para los amantes del séptimo arte en la Bahía de Cádiz: "El mono blanco venía de la basura, lo salvamos por los clientes"

Mikel Ciarreta posa para lavozdelsur.es en el Café Cinema de Puerto Real con la mascota del local, un mono blanco
Mikel Ciarreta posa para lavozdelsur.es en el Café Cinema de Puerto Real con la mascota del local, un mono blanco MANU GARCÍA

Vino por amor, y se quedó por amor. Mikel Ciarreta Vian, conocido popularmente como El Vasco, va camino de cumplir 20 años con el Café Cinema de Puerto Real, un pub que montó tras conocer a su pareja sentimental —natural de Medina— y afincarse en la provincia.

"Yo quería montar un bar y tenía un concepto claro: que fuera un sitio acogedor y temático, pero no sabía ni cómo ni dónde", dice el propietario durante la entrevista con lavozdelsur.es. Natural de Bilbao, solía venir de vacaciones a la localidad, donde tiene familia desde hace muchos años pese a ser todo un vizcaíno de ocho apellidos vascos. "El de mi madre creo que es del País Vasco francés pero no estoy seguro, eh", bromea.

El dueño del Café Cinema enseña alguna de las joyas cinéfilas del pub
El dueño del Café Cinema enseña alguna de las joyas cinéfilas del pub.   MANU GARCÍA

Con experiencia como comercial de hostelería y rodeado de amigos camareros, se llevó un tiempo buscando un local para su proyecto hasta que, dando una vuelta por el paseo marítimo de Puerto Real, observó los bajos de la plaza Rafael Alberti. "Estaba todo vacío en aquella época. Me interesé, estaban en venta y me embarqué a saco. Un colega de Bilbao que quería romper con la rutina me dijo: '¿A que no tienes huevos?' Se vino, pedimos ayuda a la familia y lo compramos", recuerda.

Con su socio, que le acompañó en el proyecto durante nueve años, dio forma al pub a raíz de la Escuela de Cine de Puerto Real, que se ubicaba justo enfrente. "Se juntó mi afición al cine ochentero a lo que vimos aquí al lado. Metí todas las historias que tenía por casa", explica mientras señala una fotografía de Bruto Pomeroy. El actor y activista cultural madrileño, afincado en Puerto Real, amigo y cliente habitual del local, regenta ahora la Escuela de Cine de la UCA, relevo natural de la extinta puertorrealeña. 

Butacas de un cine de Barcelona de los años 70, una máquina de marcianitos y rincón hollywoodiense
Butacas de un cine de Barcelona de los años 70, una máquina de marcianitos y rincón hollywoodiense.   MANU GARCÍA

El resto, vino solo. El Café Cinema fue alimentándose poco a poco de sus parroquianos y peregrinos: desde butacas de un cine de Barcelona que ahora son un sillón más, a fotografías de El Imperio del Sol de Steven Spielberg en Trebujena: “Un día vino un hombre, me dijo que había participado de pequeño en el rodaje y que tenía fotos de Christian Bale. Llegó con un sobre con fotos en blanco y negro reveladas: 'coge la que quieras'. Las fotocopié y las devolví… aquí hay muchas cosas así, lo que trae la propia gente”.

La amistad que forjó con Bruto Pomeroy y otras figuras del cine que se han pasado por el local como Pepo Oliva —otro actor que reside en Puerto Real—, también le han ayudado a construir este singular museo del cine. "Bruto vino antes de vivir aquí. Proyectamos unos cortos suyos y luego ha traído a gente como Pepe Viyuela", recuerda.

Mientras que a su paisano Álex de la Iglesia se lo encontró de viaje —"es muy buen tío", dice—, Gabino Diego ha venido tanto con la escuela de cine anterior como con la de la UCA. El caso de Montxo Armendáriz es algo más peculiar. “Nos visitó su mujer, que es productora y le llamó por teléfono: Montxo, aquí hay un autógrafo tuyo. Pero el tío no se acordaba. Tuvo que venir a Cádiz para acercarse al Cinema con Pepo y verlo. No se lo creía", ríe.

A Mikel la gente de Puerto Real le llama 'El Vasco'
A Mikel la gente de Puerto Real le llama 'El Vasco'.   MANU GARCÍA

Entre las paredes del Cinema también hay numerosas “figuritas” y carteles de películas como 2001: una odisea del espacio, E.T. El Extraterrestre o Batman. “Coria —el camarero del local— es muy friki, ha traído muchas cosas y ha hecho que la clientela también colabore", cuenta. Un Matzinger Z da prueba de ello. "El cinexin y el tomavistas de Super-8 es mío. Me he quedado con la espinita de actor, empecé a estudiar Audiovisuales pero las circunstancias me llevaron por otro lado", explica al lado de una máquina de marcianitos, que aunque no le renta mucho es parte de la decoración retro del local. 

Café, copas y cervezas nacionales, internacionales y artesanas. "Yo puse lo del QR antes del covid", dice Mikel señalando una tablet, donde se consulta la carta del local, que cambia según la época del año y el consumo de sus clientes. En una de las esquinas más hollywoodienses, El Vasco señala la mascota del local. "Para que veas que tenemos en cuenta a los clientes. A él lo salvamos gracias a ellos", dice.

El rincón de las "figuritas" del Café CInema
El rincón de las "figuritas" del Café CInema.   MANU GARCÍA

Para entender el asunto, basta con echar un vistazo a las redes sociales del pub. De invitado en Taxi Driver o en Bienvenido Mr. Marshall, el mono blanco del Café Cinema es una celebridad local. “Un día apareció un camarero con el gorila subido encima suya. Me dice: 'quillo, me asomé por la ventana y lo vi en un contenedor de basura'. Se vino y lo trajo aquí. Iba a ir a la basura pero la gente no paró de hacerse fotos y alguna mente brillante cogió un folio y puso: recogida de firmas para salvar al mono blanco. Ahí lleva como 15 años”, ríe.

Por si fuera poco, la mascota visita todos los años la caseta que tienen en la Feria de Puerto Real para luego tener una cita propia en la tintotería: "Ponemos una hucha para pagarle el spa. Lo lavan y lo dejan una semana al sol". El mono blanco del Cinema no es King Kong, pero bien podría protagonizar una saga. Mikel, el Cinema y sus películas propias.

Café Cinema, en la plaza Poeta Rafael Alberti de Puerto Real, abre de martes a domingo. Viernes y sábados cierra a las 03:00 horas. Los domingos abren a mediodía: 13:00 horas.  Lunes, descanso.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído