Las Garrafas, el tabanco que montó un operario de astilleros en el centro de Jerez

Sebastián Vega del Ojo toma el testigo de su padre, que levantó el establecimiento con sus propias manos en un casco bodeguero familiar donde se ubicó hasta un taller de bicicletas: "Me vine de Alemania, trabajaba en una plataforma en el Mar Báltico"

Sebastián Vega del Ojo posa para lavozdelsur.es en la barra del Tabanco Las Garrafas
Sebastián Vega del Ojo posa para lavozdelsur.es en la barra del Tabanco Las Garrafas MANU GARCÍA

En la tranquila calle Compañía de María de Jerez, ajetreo solo hay a primera y última hora de la mañana, cuando los alumnos y alumnas del colegio homónimo entran y salen del centro. De hecho, no son muchos los jerezanos que en este lugar de paso hubieran imaginado un lugar como Las Garrafas. Sebastián Vega del Ojo, sí.

"Se me ocurrió abrirlo, se lo dije a mi padre: creo que aquí pega un tabanco", recuerda su propietario, que ayudó a su padre —también Sebastián Vega—, quien lo montó con sus propias manos. “El local era de mi abuelo, lo compró hace por lo menos 60 años. Cuando falleció, mi padre no sabía si venderlo. Las paredes estaban enfoscadas, se estaba cayendo, picamos y descubrimos la piedra”, explica mientras señala las paredes y el techo, con vigas artesanadas. La reforma, que costó “un dineral”, se extendió durante diez años. Hoy, la intrahistoria del local no deja indiferente a ninguno de sus parroquianos.

Las Garrafas guarda varios tesoros en su interior, desde las vigas artesanas a la nueva losería, hecha poco a poco con las losas que iba adquiriendo su propietario
Las Garrafas guarda varios tesoros en su interior, desde las vigas artesanadas a la nueva losería, hecha poco a poco con las losas que iba adquiriendo su propietario.    MANU GARCÍA
Las Garrafas fue almacén, bodeguita, taller de bicicletas y dependencia de una funeraria
Las Garrafas fue almacén, bodeguita, taller de bicicletas y dependencia de una funeraria.   MANU GARCÍA

“Aquí mi abuelo hacía vino de Jerez”, comenta mientras muestra una botella de fino Pedro Jesús, bajo el nombre de Sebastián Vega Calero y la advertencia, en la propia etiqueta, de no estar acogido por la D.O. “Era otra época. Hemos conservado el 90% de las cosas que tenía, desde las damajuanas —garrafas—, hasta las herramientas y fotografías antiguas”, explica. Casi a modo de museo de Jerez y la provincia, el tabanco Las Garrafas alberga varios rincones singulares, entre botellas y etiquetas de vino. "Arriba tenemos el rincon portuense. La barra es original de la bodega Terry", dice. Sebastián, que nació en Jerez, ha vivido desde los ocho años en El Puerto de Santa María, donde su padre se mudó por motivos laborales hace ya casi medio siglo.

El local, que terminó de arreglarse hace cuatro años, llegó a ser almacéntaller de bicicletas y hasta dependencia de una funeraria. "Hace poco un cliente me dijo que trabajó aquí con las bicicletas", ríe el propietario. Tras las obras terminadas por su padre, el tabanco fue alquilado a un tercero con éxito hasta que, lamentablemente, la pandemia cambió nuestras vidas. Sebastián, que trabajaba en aquel momento en una plataforma sobre el Mar Báltico decidió volver a España y tomar el testigo.

Sebastián sirve una copa de Pavón, uno de los finos de El Puerto que tiene en su carta
Sebastián sirve una copa de Pavón, uno de los finos de El Puerto que tiene en su carta.    MANU GARCÍA
Un rincón a El Puerto, un reservado en la parte superior del tabanco que guarda hasta una barra original de Terry
Un rincón a El Puerto, un reservado en la parte superior del tabanco que guarda hastauna barra original de Terry.     MANU GARCÍA

"En Alemania lo gané bien, pero estaba muy cansado. Vi la oportunidad y me vine”, recuerda. Este operario de subcontrata, que empezó en la Bazán de San Fernando y los astilleros de Navantia en Puerto Real, cogió el subsidio de desempleo y personalizó el tabanco a su gusto. “Lo arreglé poco a poco con el paro. ¿Ves estas sillas? No quería que fueran como las de todos sitios, rojas y verdes. Las compré de segunda mano y las pinté yo”, explica a lavozdelsur.es. En uno de los laterales del local, hay un pequeño patio interior con geranios y hasta un limonero. “Me encantan las plantas, este patio se utilizaba poco y le hemos querido dar más uso”, añade.

Tapas caseras, carta de vinos y espacio cultural para exposiciones

Sebastián, que no oculta su afición por el rock, quiere convertir Las Garrafas en algo más que un tabanco convencional. Además de exposiciones —este mes de Paco del Ojo—, música de todo tipo —escuchamos a Triana y Van Halen mientras se desarrolla la entrevista—, ha ofrecido el espacio superior gratuitamente para dar clases de pintura o jugar al ajedrez. "Más allá del típico toque jerezano, hay que diferenciarse un poco", dice.

En la tranquila calle Compañía de María, encontramos el tabanco Las Garrafas
En la tranquila calle Compañía de María, nos encontramos con el tabanco Las Garrafas.    MANU GARCÍA

En la carta del local, vemos una amplia oferta de cervezas y vinos, así como tapas caseras que adquiere a una cocinera jerezana. "Las albóndigas (con cogollos) están espectaculares", indica. Los fines de semana hace lo propio con algunos platos de la zona, como la berza jerezana. Pese a llevar solo unos meses abierto —12 de agosto—, Las Garrafas ya es destino de jóvenes y mayores de la zona y de todo Jerez.

Al ser preguntado por su adaptación laboral a este nuevo entorno, alejado de buques, soldadores y agua salada, Sebastián lo tiene claro: "Hombre, me daba un poquito de cosa el trato al público. Pero me dije: con las cosas que he hecho en los astilleros, ¿cómo no voy a ser capaz de llevar un bar?". Acto seguido, da con la clave: “Tratar a la gente como me gustaría que me trataran a mí”. Es el secreto de cualquier tabanco. 

Sobre el autor:

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Jerez, 1992. Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Periodista. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído