Las delicias sirio-libanesas de Suher, bocados mediterráneos desde el Parque Atlántico

Profesora de música en Tartús, en su Siria natal, Suher Zein cumple treinta años como jerezana de adopción y acaba de abrir un negocio 'take away' donde ofrece lo mejor de la tradición gastronómica de Oriente Próximo

Suher Zein, al frente de su negocio hostelero en el Parque Atlántico, posa con su arroz con pollo.
Suher Zein, al frente de su negocio hostelero en el Parque Atlántico, posa con su arroz con pollo. MANU GARCÍA

Pistachos de Alepo, dátiles del oasis de Palmira, especias del zoco de Damasco, cordero de la costa de la franja sirio-libanesa… sabores de dimensiones bíblicas. Repasar la carta de Las Delicias de Suher evoca necesariamente a las zonas más antiguas de la legendaria Siria, un enorme país que por desgracia lleva más de una década en guerra, con miles y miles de muertos y desplazados, pero que tiene una historia y una tradición milenaria con muchos vínculos en común con nuestro pasado tartésico, fenicio, latino, árabe y, claro está, mediterráneo. También, por supuesto, en la gastronomía.

Lo sabe a la perfección Suher Zein, quien a sus 54 años, y pese a que ha vivido más tiempo como jerezana de adopción que en su país natal, es depositaria de los más altos secretos en forma de platos familiares de esta cocina de aspecto sencillo pero sabores profundos. Algunas de sus recetas nos suenan mucho más cercanas de lo que quizás intuíamos. “Esta pasada Navidad he vendido muchos pestiños; mi familia siempre los hacía en Siria”, cuenta a lavozdelsur.es esta mujer que llegó a Jerez en 1991 —“mi marido tenía trabajo aquí y aquí nos quedamos a criar a nuestros hijos”— y se ha decidido ahora a montar su propio negocio de comida esencialmente sirio-libanesa, delicias mediterráneas desde el Parque Atlántico.

Porque es en un recoleto local del populoso barrio jerezano donde Suher, que tiene todo impoluto y en orden, ha dado rienda suelta a su pasión. Desde hace algo más de dos meses pasa gran parte del día al frente de su negocio. Antes trabajaba como cocinera en bares del centro, pero ya le tocaba armarse de valor y probar por su cuenta. Tras servir a los reporteros el té sirio de rigor, deja claro que le gusta cuidar cada milímetro de producto que pone en circulación, ya sea una empanada de berenjena (hecha a partir de una masa parecida al pan de pita) o un cajita de ma´amoul, unos bollos típicos libaneses que se rellena con dátiles o almendras.

LAS DELICIAS DE SUHER 13
Suher, con su tarta de queso. Autor: Manu García

Antes de hincar el diente a sus delicias del próximo oriente, cuenta Suher que nació en Tartús, una ciudad de la costa siria, muy próxima al Líbano, de donde es originaria su familia materna. Su abuela paterna, en cambio, es turca y está casada con su abuelo, que es sirio. “Mis platos son reflejo de toda esa mezcla”, dice orgullosa. Como también recuerda con nostalgia cómo pasaba de niña sus vacaciones en el Líbano disfrutando del incesante trajín del obrador familiar. Una a una iba apuntando recetas de dulces árabes y pasteles típicos. En Tartús era profesora de música y tenía poco tiempo para la cocina, pero “esto se lleva en la sangre. Mi pasión por la cocina siempre ha estado, viendo hasta cómo preparaba mi madre la mesa cuando teníamos invitados”.

"Mi primer premio de cocina en Jerez fue con una tortilla española"

A los pocos años de trasladarse a este lado del mundo, entre el Atlántico y el Mediterráneo, como su negocio, Suher empezó a probar suerte en concursos culinarios. “Mi primer premio de cocina en Jerez fue con una tortilla española, ¡una tortilla de patatas!”, confiesa risueña. Luego, ganó concursos como el de sabores del mundo de la Escuela de Hostelería y siguió formándose. “Ahora solo me quieren de jurado, no me dejan participar”, reconoce con sorna.

Hasta que llegó la hora de defender su propio negocio hostelero.  “Mis amigas siempre me decían, Suher tu comida está super buena, aquí no tenemos nada parecido, por qué no montas algo en Jerez… y la idea me gustó mucho porque, aparte de hacer tartas y pasteles, y gustarme mucho cocinar, tenía la idea de montar algo propio. He tardado muchísimo, pero ahora ha llegado el momento. Quería tener mi negocio yo sola, con mi trabajo y mi ilusión, estando pendiente de todo, elaborando y vendiendo”.

LAS DELICIAS DE SUHER 4
El pollo al limón, tan simple pero sabroso, el 'must' de Las delicias de Suher. Autor: Manu García
LAS DELICIAS DE SUHER 1
El mostrador de Las delicias de Suher es un espectáculo. Autor: Manu García
LAS DELICIAS DE SUHER 10
Deliciosos pasteles elaborados de forma artesanal. Autor: Manu García

Y así lleva desde finales del pasado 2020, un año en el que emprender era casi la misma locura que repartir abrazos. Pero Suher se abrazó a su sueño y se lanzó. “Me decían Suher la gente está cerrando negocios, eres muy valiente por abrirlo en esta época, pero esto es lo que me tocó, la pandemia, pero gracias a Dios la gente está contenta con mi comida y repite. Me alegra muchísimo escuchar cuando me dicen que les gustan mis platos”. Su negocio es exclusivamente para recoger y a domicilio (vía Uber Eats y Glovo), y hasta el momento, sus sabores van calando por muchos puntos del municipio. “Viene mucha gente de todo Jerez para directamente comprar mi producto, estoy muy contenta”, expresa una cocinera que ha logrado reunir más de treinta especialidades, entre dulce y salado, en su carta. Una cocina “saludable, con productos frescos y todo horneado, con sabores suaves, sin especias fuertes”, cuenta Suher.

Entre sus grandes éxitos ya está en lo más alto el pollo al limón —“hago dos al día normalmente porque se vende muchísimo”—; la musaka, una laboriosa receta griega; las bolitas de carne con arroz integral; el pollo con arroz; la dorada o el cordero (por encargo); y las empanadas (berenjena, orégano, carne, pimiento y cebolla…). En cuanto a otra de sus especialidades, lo dulce, destacan sus pastelitos árabes repletos de frutos secos y exquisitos hojaldres que ella misma elabora, o las tartas: chocolate, manzana, de queso o la Suher. ¿Qué lleva? “Es mi preferida, es una tarta árabe con almendras”. Recetas y sabores tan diferentes como sorprendentes cercanos y familiares para nuestro paladar. 

Las delicias de Suher atiende pedidos en el 670 39 69 89

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído