Gran quedada de los hijos de la viuda en la provincia gaditana: ¿también vienes al entierro?

«Hermanos, cargad los cañones de pólvora» Con esta frase arrancan los brindis de la cena de celebración del solsticio de verano que anualmente conmemoran los masones gaditanos de las logias de obediencias regulares y no regulares

gran-quedada-1-aaa
gran-quedada-1-aaa

La tradición esotérica, de aquello que no puede ser explicado, dice que en el solsticio de verano se abre la puerta de los hombres y en el de invierno la de los dioses. Los solsticios representan el eterno contraste de la luz y la oscuridad, de la vida y la muerte y el perpetuo renacer de la creación, donde nada puede ser destruido, solo transformado en los tres estados naturales, sólido, líquido y gaseoso, es el ave fénix que siempre renace de sus cenizas.

 

Comúnmente se asume como patronos de la masonería universal conocida como simbólica o azul a Juan Bautista y a Juan Evangelista, en los que se representa las dos fiestas emanadas de la antigüedad, el primero la del verano y la del invierno el segundo. La tradición masónica las ha hecho celebraciones obligatorias y se auspicia, como reconocimiento de su impronta ceremonial, que es momento adecuado para llevar a cabo Asamblea General en Grandes Logias y Tenida Magna y Solemne en Logias regulares. La vertiente ortodoxa o “regular”, mayoritaria de la institución y reconocida por las grandes logias internacionales, mantiene entre sus reglas la creencia en un dios creador y la prohibición de admitir mujeres.

 

«Hermanos, cargad los cañones de pólvora». Con esta frase arrancan los brindis de la cena de celebración del solsticio de verano que anualmente conmemoran los masones gaditanos de las logias de obediencias regulares y no regulares: George Washington N.º 178 Rota; Trafalgar N.º 168 Algeciras; La Constitución N.º 63 Cádiz; Los Obreros de Hiram N.º 24 Cádiz; R.L. Resurrección N.º 30 San Roque; R.L. Odisea N.º 71 Jerez de la Frontera, etcétera.

 

El momento de los Brindis es sagrado y condensa el espíritu que convoca el propio ágape. Dentro del propio ritual del brindis masónico en el banquete, existe un lenguaje peculiar para nombrar los utensilios y el mismo banquete:

 

• Alimentos: materiales

• Agua: pólvora floja

• Cucharas: llanas

• Cuchillos: espadas

• Café: pólvora negra

• Fuentes: tejas poderosas

• Licores: pólvora fuerte

• Luces: estrellas

• Mantel: gran bandera

• Mesa: tablero

• Pan: piedra tosca

• Platos: tejas

• Pimienta: arena negra

• Servilleta: bandera

• Sillas: Estalos

• Sal: tridentes

• Vasos: cañones

• vino: pólvora roja

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído