fantasma-3-aaa
fantasma-3-aaa

Aunque los fantasmas, espectros y apariciones casi siempre están relacionadas a lugares como cementerios, mansiones abandonadas o lugares donde murió gente, a veces circulan versiones sobre otros sitios -cines, teatros, discotecas- que reciben estas visitas del más allá. En Chipiona (Cádiz), se han producido (y se producen), fenómenos raros de los que realmente nadie, hasta ahora, encuentra explicación. Se habla en el pueblo de apariciones, de un ensotanado (de sotana), un señor de gran estatura, un metro ochenta que viste una especie de túnica negra y que se pasea como una sombra por todo lo que es el edificio.

 

Durante las obras de la discoteca Mohama Palladium, a este ensotanado lo pudo ver el personal que estaba trabajando. Ya algo posteriormente, los propios empleados de la discoteca, en pleno funcionamiento, lo observaron. Cada vez que se aparecía este ente, ocurrían accidentes. No podemos dejar pasar, y nombrar, las apariciones espectrales en el antiguo colegio de verano de la población, en donde pelotitas de luz se pasean juntamente con niños extraños vestidos de la época de los cincuenta. En el colegio se ha visto a un niño de un metro y medio de estatura vestido con un guardapolvo grisáceo que sin mover los labios dice: ¡Ayúdame!

 

Con respecto a los fantasmas dados en Chipiona, era muy común entre los años 50–60 del pasado siglo, responder a personas que tenían sus amantes y queridas, y cuando salían a visitarlas se echaban una sábana por encima para no ser reconocidos.

 

Dice Juan Luis Naval Molero: “Cuando yo era pequeño, los niños de mi edad detectábamos a veces a estos Fantasmas, e íbamos sin tener entonces conocimiento de ello (para nosotros eran fantasmas), y les lanzábamos piedras. En más de una ocasión un famoso galán de Chipiona (aunque era de Sevilla) actor de cine recibió alguna de estas pedradas y al día siguiente lo reconocimos por las heridas que le hicimos”. A veces, por las mañanas, las mujeres comentaban entre ellas: "Anoche se vio una Fantasma”, por tal o cual sitio o calle. Al decir la calle ellas sabían ya a casa de qué señora había ido el fantasma. Son cosas que pasan en Chipiona, la localidad de las “Tres P” (Pipas, playa y paseo).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído