El “bochornoso” fallo del móvil de un portuense que envía fotos a casi medio centenar de contactos

El joven se dio cuenta de que el teléfono había mandado de forma aleatoria algunas imágenes de su galería a 48 seguidores de su cuenta de 'Instagram'

Uno de los seguidores del portuense observa su historia compartida en 'Instagram'.
Uno de los seguidores del portuense observa su historia compartida en 'Instagram'.

La tecnología, a veces, juega una mala pasada. Los móviles son una herramienta indispensable para la comunicación entre personas. A través de aplicaciones como WhatsApp o los chats de las redes sociales, amigos y familiares intercambian mensajes, reacciones y alguna que otra videollamada.

Sin embargo, en ocasiones, el teléfono móvil no deja de ser un aparato electrónico susceptible de errores en su funcionamiento que a más de una persona han puesto en un aprieto. Es el caso de un joven portuense que se topó con un curioso suceso. Cuando sacó su móvil del bolsillo para consultar las últimas notificaciones, se percató de que algo no marchaba correctamente. Su cuenta de Instagram estaba llena de mensajes.

El chico entró en la aplicación y vio cómo se habían enviado de forma aleatoria fotografías a 48 de sus seguidores. De inmediato, compartió una historia para pedir perdón por lo ocurrido. “No sé ni como mi móvil acaba de mandar fotos a 48 personas el solo, disculpen las molestias”, expresa.

Instagram solo permite ver una vez la foto enviada, de forma que no tenía acceso al contenido que se había difundido. Cuando preguntó a sus contactos se llevó una sorpresa. “¿Sabes cómo sería la típica foto que mandas a tu mejor amigo estando borracho y esperando al metro? Pues esa”, le respondió uno de ellos.

Según cuenta a lavozdelsur.es, en la lista de usuarios que habían recibido fotografías del portuense se encontraban amigos, conocidos, familiares y hasta compañeros de trabajo. “Bochornoso”, comenta el joven que, en un principio, no imaginaba que fueran a ser imágenes extraídas de su galería. “Algunas son fotos de mi cara”, comenta.

El incidente ha quedado como una anécdota más de las muchas que se dan cuando la tecnología hace de las suyas por causas desconocidas.

Sobre el autor:

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído