caspa_11.jpg
caspa_11.jpg

No hay nada más absurdo que un trabajador de derecha y nada más traidor que un partido de izquierda engañando a un trabajador, que es lo que viene ocurriendo en este país desde hace años. Así nos va... Si estamos como estamos es porque la izquierda se fue a la derecha y ésta al monte. Y como no puedo votar a la derecha ni aunque me lo mande el médico y la izquierda que ha gobernado me ha traicionado, pues tengo un serio problema en las próximas elecciones y en las próximas cuando se celebren las próximas... Sí.

¿Y qué pasa con la izquierda que está a la izquierda de la izquierda que nos ha gobernado? Pues que presenta a un candidato que no me gusta, y me temo que tampoco me gustará el que presenten en las siguientes después de estas. Y pasa también que a los candidatos que podrían gustarme los margina una facción sectaria y trasnochada que sigue dominando a esa izquierda. Además, he decidido no votar a quienes lleven cobrando de instituciones políticas más de 10 años ni a los maleducados.

Sigo. Descartada la opción de la abstención, que daría más munición a la derecha para que nos siga ejecutando, redacto mi propio programa electoral y lo someto a la consideración de quienes aspiren a conseguir mi voto en las próximas elecciones europeas, generales, autonómicas, municipales, y también a la comunidad de vecinos. Estas son mis condiciones.

  1. Este país debe hacer las paces con su historia de una puñetera vez, pero desde la Justicia, no desde la impunidad. Quiero oir la verdad en el Parlamento, y sin eunfermismos. Oír que España fue gobernada durante cuarenta años por un régimen criminal surgido de un golpe de Estado que fracasó y generó una guerra. Es imprescindible reparar el daño infringido a las víctimas, muchas de ellas asesinadas y sepultadas en cunetas.
  1. Los derechos de sangre no tienen ningún sentido desde que se abolió en el antiguo Régimen y estallaron las revoluciones del XVIII y el XIX. Antes tampoco los tenían. Así que la Monarquía resulta una institución anacrónica que perpetúa absurdos privilegios. Es más razonable la elección democrática del Jefe del Estado.
  1. El Gobierno debe tener como objetivo conseguir la felicidad de la ciudadanía, no su desgracia. Ser miembro de una institución de gobierno no debe representar privilegios distintos a los que se hayan conquistado honradamente  en actividades privadas. Hay que acabar con el blindaje legal de diputados, senadores, ministros y demás. La ley debe ser igual para todos, pero de verdad.
  1. La política económica debe considerar  legítimo el beneficio  y el afán de progresar  como premio al  esfuerzo personal, pero nunca a costa de los derechos o del sufrimiento de otras personas.
  1. La infancia y los mayores son los extremos más sensibles de la pirámide social, por ello deben gozar de todos los privilegios y de protección especial por parte de la sociedad.
  1. El desarrollo cultural y la promoción del talento son las bases sobre las que debe conducirse un país para generar una opinión pública ilustrada en un espacio público democrático.
  1. La Educación debe ser la prioridad del Estado para promover el desarrollo individual de las personas y la formación de una conciencia cívica colectiva. Nunca deber ser un instrumento que fomente la desigualdad para favorecer el dominio de una parte de la sociedad sobre la otra.
  1. Las religiones deben ser de libre culto en el exclusivo ámbito privado. Por tanto, habría que retirar del  espacio público todos los símbolos religiosos y no destinar recursos  a la promoción de ninguna creencia.
  1. Los bienes de la iglesia católica usurpados u obtenidos en condiciones ventajosas durante el franquismo, o en periodos posteriores, deben retornar al patrimonio del Estado. Empecemos por la Mezquita de Córdoba, que es lo último que han birlado.
  2. Los mares, las playas, las montañas, los bosques, los paisajes, los recursos naturales en su conjunto, son patrimonio de toda la sociedad.

El Gobierno debe protegerlos para que nadie se los apropie y los destruya haciendo un uso perverso de los mismos.

Sí, es cierto lo que estás pensando. Es  muy fácil decir todo esto y difícil ponernos de acuerdo para conseguirlo, pero  habrá que intentarlo ¿no? Yo creo que podemos.



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído