Matonismo versus Primero de Mayo

Hoy es el Primero de Mayo, la fiesta reivindicativa de los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo. Una fecha principal en nuestro calendario

Abascal y Ortega Smith, en una foto que circula por redes sociales.
Abascal y Ortega Smith, en una foto que circula por redes sociales.

En 1919 se fundó en Barcelona el Sindicato Libre. Un sindicato que surge al calor de las graves disonancias que se estaban produciendo en toda España y particularmente en Cataluña como consecuencia de la crisis derivada del final de la primera guerra mundial, un hecho que despojo de ese espejismo de cierta bonanza construida artificialmente sobre los muros de la neutralidad de nuestro país en la conflagración que asolaba europa.

La imposibilidad de mantener los niveles de producción, comercio y, por tanto de mantener una situación que aunque de manera difusa había mejorado la precaria situación de la población obrera, además de comenzar a notarse los efectos de la revolución de octubre del 17 en rusia, dio como consecuencia alas a las protestas por una parte de los trabajadores que esperaban aumentar su calidad de vida y reducir, con plena conciencia de clase, el permanente estado de calamidad que vivían en sus barriadas, en sus casas, en sus centros de trabajo, el abuso de los empresarios, la indiferencia de los sucesivos gobiernos, y por otro los propios patronos, asociados o no en torno a sus organizaciones empresariales pidiendo a su vez mano dura contra las disrupciones que les provocaban las numerosas huelgas, boicots e incluso la violencia física que se ejercía contra los propios empresarios y el entramado de alta sociedad, específicamente la industrial de Barcelona.

En un contexto de graves disturbios, de constantes enfrentamientos entre los obreros, de mayoría anarquista, y los industriales catalanes, mayormente de ideas reaccionarias, surgió una organización que, a semejanza del antaño partido de la porra, buscó la confrontación directa con los obreros y, en general, con todo aquello que les sonara a socialista o comunista, puesta toda la clase obrera en el mismo nivel. 

El Sindicato Libre fue la primera fuerza obrera organizada en Europa o en cualquier parte del mundo que se crea como tal para luchar abiertamente contra los que ellos llamaban sin distinción comunistas. Son gremialistas, de extrema derecha y utilizaron el pistolerismo, la coacción, la violencia extrema para sofocar huelgas obreras o cualquier atisbo de planteamiento que estuviese inspirado en preceptos democráticos o lo que hoy denominaríamos derechos humanos.

El lema “familia, nación y religión” es un antecedente de los que poco después escucharíamos a los fascistas italianos de Mussolini, a los somatenes catalanes, en definitiva una organización prefascista con tintes carlistas, tradicionalistas. Fue el pseudosindicato de los empresarios catalanes con el apoyo del Presidente del Consejo de Ministros Eduardo Dato y con una de los personajes más despreciables, por su violencia y humanización como fue el Gobernador Militar y posterior Gobernador Civil que llegó a ser Ministro de la Dictadura de Primo de Rivera y Franco, el Teniente General Martínez Anido.

Hoy es el Primero de Mayo, la fiesta reivindicativa de los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo. Una fecha principal en nuestro calendario. Hoy domingo a través de sindicatos obreros de clase, se sale a la calle para pedir empleo decente, derechos y justicia social. En mi tierra, en Cádiz, también hay una manifestación convocada por un supuesto sindicato llamado Solidaridad, creado por el partido Vox, que hunde sus raíces en esos Sindicatos libres, el pistolerismo, la coacción y, como entonces, el prefascismo.

Acude con su máximo dirigente político, Santiago Abascal, el obrero que nunca trabajó pero que con sus soflamas esconderá que está en contra de que haya un salario mínimo, que está en contra de que suban las pensiones, que prefiere bajarle impuestos a los ricos para recortar derechos a los que menos tienen, que esta en contra de que los sindicatos tengan capacidad de negociación colectiva, que quiere reducir las prestaciones por desempleo, que quiere recortar el derecho de huelga...y como receta para todo, banderas más grandes y falangismo escondido, como dice el periodista Antonio Maestre, en la estrategia del silbato de perro, con citas fascistas que solo entre ellos reconocen.

Viva el Primero de Mayo.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído