Quedarse en Jerez en julio y agosto no es incompatible con planes interesantes para los niños

Llevan tres días oficialmente de vacaciones y unos cuantos más pensando en el verano que tienen por delante. Un verano que a algunos les resulta de antemano muy corto para lo largo que fue el curso y que a todos les pone la cabeza a funcionar pensando en hacer esos planes que no les están permitidos mientras dura el colegio. Y si los niños están inquietos con la revolución de las vacaciones, los padres andan del revés a la espera de que lleguen las suyas y pueda coordinarse el descanso, el disfrute y los planes de toda la familia.

Los veranos de la infancia son esos paraísos a los que querríamos volver, ese estado perfecto y contradictorio, combinación de diversión y aburrimiento, de despreocupación total y preocupación por llenar tu tiempo de juegos infinitos, de acostarte más tarde pero dormir más horas… Movidos por el recuerdo idealizado de nuestros propios veranos infantiles o movidos por la necesidad impuesta por nuestras obligaciones laborales, los superpapás del siglo XXI andamos como locos buscando planes que llenen de buenos recuerdos la mochila veraniega de nuestros hijos. Y eso es maravilloso siempre que no cunda el pánico y nos genere más estrés que el que ya tenemos durante el curso escolar. Aunque los padres no estén todavía de vacaciones, el verano invita a relajar los horarios, a pasar más tiempo juntos y a buscar experiencias diferentes para los niños o para toda la familia, compatibles con el trabajo de cada uno y con quedarse en Jerez.

Si estáis por aquí en verano podéis encontrar planes que por experiencia propia sé que a los niños les encantan. Talleres de Naturaleza en el zoológico, talleres en el Museo Arqueológico o teatro y títeres (para disfrutar en familia), son propuestas interesantes y la oportunidad de disfrutar de un acercamiento al conocimiento y la cultura. Es verdad que la oferta cultural para niños en esta ciudad tendría que ser mucho más amplia de lo que es, pero también es verdad que hay que saber aprovechar la oferta que sí que existe.

La próxima semana en la Sala Paúl se puede disfrutar de la MuestraTej 2017, con un ciclo de representaciones teatrales dedicadas a Julio Verne. Desde el lunes 26 de junio hasta el viernes 30 de junio el alumnado de Teatro Estudio Jerez y TEJ producciones representarán adaptaciones de las novelas del escritor francés. Las representaciones serán cada día a las 20:00 horas y en ellas nos invitarán a recorrer 20.000 leguas de viaje submarino, a viajar al centro de la Tierra, a conocer a las hijas del capitán Grant o incluso a dar la vuelta al mundo en 80 libros. Una buena ocasión de acercar a los niños a los universos de Verne y al teatro.
 
Ya a partir de julio hay propuestas de planes para las mañanas y para la tarde-noche. Durante las mañanas de julio y agosto los niños pueden hacer talleres en el Zoológico o en el Museo Arqueológico. Y ya como plan familiar de tarde-noche disfutar de los títeres en el jardín de La gotera de Lazotea.
 
La Escuela de Naturaleza del zoo organiza en horario de mañana talleres semanales para niños de entre 6 y 12 años. Convertirse en auténticos naturalistas, esa es la propuesta. Descubrir la flora y fauna salvaje del zoológico, conocer la vida diaria en sus instalaciones o investigar a grandes exploradores y naturalistas de la historia y lo que hicieron a favor de la naturaleza. Unas actividades de divulgación científica que además de conocimiento aportan a los niños sensibilidad y concienciación de que sólo desde el respeto se puede salvaguardar el patrimonio natural.
 
Un verano de Museo, esa es la invitación del museo Arqueológico para este verano de 2017. Una nueva edición (la quinta) de talleres para aprender algunas facetas curiosas y fascinantes de la historia. Unos talleres consolidados y avalados por el éxito de las ediciones anteriores. Mis hijos han salido encantados cada vez que han disfrutado de alguno y este año repetiremos porque además tienen el empuje de hacer propuestas nuevas cada año con las que sorprender a los reincidentes. Urbanismo, restauración, joyería y numismática, estos son los temas que se abordarán  en los diferentes talleres (repetidos en días distintos) que se impartirán este año. Conocer  la evolución urbana de nuestra ciudad en la historia, acercándose a la estructura y funcionamiento de las grandes ciudades de Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma. Aprender a elaborar antiguos adornos personales y joyas, conociendo su evolución a través de las propias piezas del museo. Familiarizarse con las técnicas de restauración llevadas a cabo en los laboratorios del museo. Descubrir todo lo que nos cuentan las monedas encontradas en un yacimiento arqueológico e incluso acuñar tus propias monedas. ¡Me apuntaría a todos!

Y al caer la tarde, títeres. Durante todo el verano La Gotera de Lazotea vuelve a brindarnos la oportunidad de disfrutar de los Títeres, así, con mayúsculas. Un año más (y ya van  unos cuantos veranos), el Jardín de Berta (en la calle Barja) se convertirá en el escenario perfecto para sentir la magia de estas representaciones. Serán los martes y miércoles a las 21:15 en julio y agosto y los sábados en septiembre. Además de los montajes ya clásicos y de los más nuevos de la propia Gotera, se podrán ver espectáculos maravillosos de otras compañías que de otra manera no tendríamos oportunidad de conocer. Este año vuelven unos imprescindibles para mi: Los Titiriteros de Binéfar. Si nunca habéis visto a Paco Paricio y los suyos en acción, este verano no os lo perdáis.

 Si todavía no estáis de vacaciones, si no os movéis de Jerez este año, no os quedéis sin planes, que haberlos haylos. Planes para recordar los veranos infantiles como paraísos a los que querríamos volver. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído