Catedral de Jerez.
Catedral de Jerez.

La actuaciones y la sinrazón de nuestro Obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez ha llegado al Nuncio apostólico de su santidad (hilo directo con Roma) en Madrid, a través de un extenso e-mail enviado por mí el sábado 4 de abril (que adjunto), el cual no ha tenido respuesta alguna por parte de su excelentísimo Sr. Don Bernardito Auza.

Lo expuesto no son bulos o fake news, son realidades, véase al menos desde el 13 de marzo los medios de comunicación y en las redes sociales las actuaciones, medidas, recorrido y una ruta nueva como estación Penitencial por las iglesias con movilidad por Jerez, a sus anchas de nuestro Obispo, a pesar de las restricciones, pasando de todo y al mismo tiempo queriendo atajar, las protesta, opiniones, manipulaciones y posibles divisiones según él.

Esa prepotencia contra la desobediencia al decreto de alarma, esa llamada de acción religiosa ofreciendo una liturgia de oración en estos momentos, en vez de estar todos confinados, que por cierto Jerez ha dado un gran ejemplo, ha sido enturbiada en su esencia teniendo en contra a la mayoría del pueblo de Jerez, Hermandades y feligreses de fe, etc.

Es todo un ejemplo las actuaciones de la Iglesia en el ámbito de Andalucía (menos nuestra Diócesis) suspendiendo todos los actos antes y en plena Cuaresma, y se deduce por tanto que ha sido y es un flaco servicio a la Iglesia lo ocurrido en nuestro Jerez, que no se nos olvide que Jerez en estos momentos es una comunidad unida, generosa, solidaria con los necesitados, con los más vulnerables a las infecciones y también es Iglesia no partidista y si plural, y aún más con esta crisis de la dichosa pandemia.

Hemos podido comprobar que no ha habido argumentos morales para llegar a donde se ha llegado, se quiere hacer una cosa y la contraria, el ser y no ser, ambas al mismo tiempo no se puede, no tienen sentido.

"Jerez de la Frontera 04 de abril 2020

Su Excelencia Sr. Nuncio Apostólico, previamente me presento, me llamo Antonio Ramos Fuentes, con D.N.I. xx.xxx.xxx-x, ciudadano de bien, creyente y residente en Jerez de la Frontera en la Diócesis de Asidonia Jerez.

VENGO A BIEN EXPONERLE LO SIGUIENTE:

Tras la invasión y sufrimiento que estamos viviendo todo el mundo con la pandemia Covid-19, la cual en nuestro país esta inmerso en esta desgracia con muchos miles de fallecimientos, todos los estamentos y habitantes y cuando digo todos son todos, estamos volcados a poner todos los medios a nuestro alcance para que se desaparezca este virus igualmente esa Nunciatura que su Reverendísimo preside como Embajador de la Santa Sede y así lo ha manifestado en su Comunicado de 15 de marzo nos encontramos ante una situación de carácter excepcional con respeto a las medidas adoptadas por las autoridades de cualquier rango a nivel nacional.

Pues bien, aquí en Jerez de la Frontera nuestro Sr. Obispo, hace lo que le viene en gana sin ningún tipo de meditación interna y SI con la medida sin escrúpulo de ordeno y mando como dueño del cortijo, como decimos en Jerez, incluso ordena el mantener los templos abiertos a los fieles.

Me voy a trasladar a fechas de marzo en la que aparece en redes sociales, con el titular "El obispo expide certificados para ir a misa" donde aparecen comentarios por la acción del Sr. Obispo con muchas críticas y algunas de ellas con calado fuerte contra la Iglesia que no comparto. Un documento firmado, que viene a decir en definitiva es un salvoconducto para poder salir de casa con el y ir a actos religiosos y entendiéndose también para ir a misa. La noticia vuela como una paloma blanca de Paz (no es el caso) por todo el país.

Al día siguiente de nuevo en prensa el Sr. Obispo escribe y en el trasfondo se reitera que no se desdice y aumenta su acción.

Y no le digo nada para no cansaros de los comentarios en las redes sociales sobre todo lo que le expongo desde que salió a la opinión pública.

Por todo lo expuesto, le pido, le pedimos desde Jerez que interceda para que esta locura no se realice y nos quedemos toda la Comunidad Diocesana en nuestras casa rezando para que se acabe este mal.

Sin otro particular, Dios guarde a Vd. muchos años, comentarle también Sr. Nuncio Apostólico que estoy a toda su disposición para cualquier aclaración.

Atentamente,

Reciba un cordial saludo

Fdo. Antonio Ramos Fuentes".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído