De la Torre nos abandona

El PSOE de Málaga está llamado a gobernar para arreglar la desastrosa Málaga de un PP que nos ha vendido al turismo adinerado

De la Torre y Pérez, alcalde y principal adversario por la Alcaldía de Málaga, en una imagen de archivo.
De la Torre y Pérez, alcalde y principal adversario por la Alcaldía de Málaga, en una imagen de archivo.

Como malagueño y fiel enamorado de mi ciudad, veo cómo el gobierno municipal de Paco de la Torre y el Partido Popular condena a la capital de la costa del sol a una inacción permanente; sustentado a base de populismos y escaparates publicitarios que no solucionan los problemas del malagueño de a pie. 

Nuestro alcalde está más preocupado en gobernar a toda costa que en cómo hacerlo. Desde hace años (en concreto, desde que fuese reelegido en 2015 por solo un concejal) asistimos a un gobierno municipal que se ha olvidado de lo que significa gestionar en pro de la ciudadanía, sino que gestiona en pro del Partido Popular y sus ansias de mantener un gobierno que no gobierna. 

Un Paco de la Torre incapaz. Incapaz de dar un paso al frente para reducir las emisiones en el centro, incapaz de atender las 21.000 demandas de VPO, incapaz de dar la cara ante la Junta de Andalucía y Moreno Bonilla para exigirle el dinero que le corresponde a la ciudad, incapaz de atender a los barrios cada día más y más abandonados, incapaz hasta de ejecutar su propio presupuesto. 

Y es que en la propia gestión de los presupuestos podemos ver la forma de gobernar Málaga que tiene el PP: renovando partidas a proyectos que no han agotado el anterior presupuesto, aumentando de 64 a 90 los cargos de confianza, dejando sin fondos planes de empleo…y todo esto endeudando a la ciudad con mero gasto corriente, algo ridículo e impensable solo al alcance del desastre al que nos tiene acostumbrados el ayuntamiento.

Y es que si en algo han demostrado la más excelente habilidad, es en gobernar para los suyos. De la Torre dará por dedazo un sueldo a casi un centenar de personas, ha atado el voto de Cassá (díscolo de Ciudadanos) a golpe de talonario, financia un aparcamiento para megayates en el muelle uno, incluso podemos verle rodeado de franquistas en actos…pero en los barrios humildes se ha implantado el SARE, las demandas de una vivienda de protección oficial tendrán que esperar, se ha privatizado hasta el servicio de bicicletas y se hace el ciego ante la ineficiencia de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que solo ha ejecutado un 12% de su asignación para 2021. 

Los malagueños que se despiertan para ir a trabajar, que no tienen un megayate, que están esperando una vivienda o un empleo con el que conseguir un futuro, que se desplazan en transporte público o que usan la bicicleta, tienen todo el derecho a sentirse lo que están, abandonados por Paco de la Torre, el Partido Popular y el Ayuntamiento de Málaga.

La prioridad para De la Torre es la publicidad, por eso paga a revistas para que le den premios por sus luces de navidad. Luces que no llenan neveras, que no limpian y atienden nuestros barrios… luces que en definitiva, solo alumbran el pésimo estado de nuestra gente trabajadora, cuyo gobierno municipal prioriza al turista antes que a él. El siguiente museo ineficiente, que sea el museo de la incompetencia y la desfachatez de Paco de la Torre. 

Pero hay alternativa al desgobierno de los amiguetes del PP. Se llama Daniel Pérez. El candidato socialista a portar la vara de mando. El próximo secretario general del PSOE de Málaga, que se recorre los barrios escuchando a los vecinos olvidados por los gobernantes, que lleva años denunciando los tejemanejes del ayuntamiento. Un hombre cercano, honrado y trabajador… y sin ninguna duda, el próximo alcalde de Málaga, que volverá a poner en el centro de acción de gobierno lo más importante: los malagueños. 

Que no te engañen, claro que es posible. En 2019, si Ahora Málaga y Adelante Andalucía hubiesen ido en la misma lista, tendríamos jubilado a De la Torre. La diferencia de un solo concejal aviva la necesidad de dar un impulso para cambiar Málaga, para devolvérsela a quienes otros arrebataron. 

Málaga necesita un último empujón para mandar al PP a la oposición y desalojar a los que gobiernan por y para ellos mismos. Por esto necesitamos una gran movilización electoral en mayo de 2023. Una movilización de los Don Nadie que no hallan soluciones en el gobierno municipal, una movilización de los que quieren que en Málaga haya antes planes de empleo que aparcamientos para multimillonarios. En definitiva, una movilización de los malagueños contra De la Torre y sus amigos.

El PSOE de Málaga está llamado a gobernar para arreglar la desastrosa Málaga de un PP que nos ha vendido al turismo adinerado. Para devolverle a los barrios la dignidad arrebatada por De la Torre. Y sobre todo, para acabar de una vez por todas con la ineficiencia y el desgaste que sufre nuestra administración local. Hay que decirle al alcalde que se acabó por el bien de nuestra ciudad, se acabó su fiesta privada.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído