No sé si hay tormentas perfectas o imperfectas; sé que la mejor manera de salir de ella es uniendo el esfuerzo y la inteligencia de todos los que se vean amenazados por la misma. No sé si las agrupaciones políticas de Jerez que creen que el PP ya nos ha estafado, expoliado y recortado por encima de nuestras posibilidades están condenadas a entenderse. Lo que sí creo es que tras el reguero de derechos cercenados, de políticas económicas y sociales tan injustas para la gran mayoría, lo que se tiene es una enorme responsabilidad.

Muchas de las personas que participamos en Ganemos Jerez no entendemos de estrategias políticas, de discursos velados, o de acciones de rédito electoral, como no entendemos de muchas otras cosas. Pero sabemos lo que es una agrupación de electores: “Conjunto de ciudadanos que se asocia temporalmente con el único fin de presentar una candidatura a unas determinadas elecciones”. Ciudadanía concienciada y organizada. Gente corriente haciendo política desde las posibilidades de su parcela de actuación. No hay disciplina de partido, no hay imposición de argumentario, y los líderes cuando los hay, es porque la asamblea cree que merecen serlo. Hay mucho trabajo horizontal y totalmente altruista. Hay un grupo humano solidario y comprometido con su tiempo y su espacio. Pura responsabilidad me atrevería a decir.

Sabíamos que en cuanto nuestro trabajo y sobre todo, nuestro método de trabajo, empezara a tener relevancia en las políticas de la ciudad, sufriríamos todo tipo de ataques. Dejamos constancia constantemente de que las tres máximas que nos guían desde nuestro primer manifiesto son la honradez, la transparencia y la participación. No todos los grupos políticos en el Ayuntamiento pueden enarbolar esa bandera; su manera de defenderse de esas carencias democráticas es atacándonos con vehemencia cuando no directamente intentando ridiculizarnos.

No nos molestan las críticas, faltaría más. Muchas de las personas que trabajan en Ganemos llevan ya demasiados años peleando por una ciudadanía interesada y crítica con las actuaciones de sus políticos. Es parte de la meta. Lo que no se puede tolerar es la mentira, la manipulación, la traición, el desprecio al esfuerzo realizado para aportar, la deslealtad… Sí, ya sabemos que estamos en política, y la política desgraciadamente como dijo una compañera, es mancharse… digamos, de suciedad. Pero si estamos en política en esta agrupación de electores es porque estamos convencidos de que es posible otra forma  de llevarla a cabo. Quizás nos puedan acusar de ilusos, pero tenemos la convicción de poder “contagiar” nuestros métodos de trabajo tarde o temprano.  Y peleamos por ello.

No nos creemos los mejores ni los buenos de la película, porque la vida no es una película. Pero del mismo modo que nos cuidamos unas a otras, cuidamos que nuestro trabajo no se aparte del objetivo por el que nacimos, por el que decidimos unirnos gentes distintas procedentes de sitios distintos, aunque a veces dudemos en los cruces de caminos cual es el mejor.

La primera vez que apareció el nombre de Ganemos Jerez en este medio (en el resto tardaría bastante más) lo hizo en un artículo titulado: “Es la hora de la humildad…y la grandeza”. Pues eso, si de verdad nos movemos por el interés de la ciudad y sus gentes, una dosis de humildad y de grandeza le vendría muy bien a Jerez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído