20ad0f0b5ee5e0efb97864d8c7bc79fa-225x300.jpg
20ad0f0b5ee5e0efb97864d8c7bc79fa-225x300.jpg

Carlos Benítez. Secretario general de Juventudes Socialistas en Jerez

Los políticos neoliberales suelen alabar la iniciativa y el emprendimiento y también de manera clasista, menospreciar a las personas que hacen uso de ayudas públicas ("Papá Estado", "pitas, pitas") e incluso de los trabajadores funcionarios. Pero estos políticos, que no dejan de chupar de la teta de lo público ni aunque la dejen seca, la única iniciativa que conocen es la de expoliar lo público (lo nuestro, lo de todos) para repartírselo entre ellos.

Siempre me resulta curioso leer en los comentarios de la prensa digital cómo muchos peperos se indignan ante las nacionalizaciones de empresas privadas en países extranjeros, cuando realmente ni les va ni les viene, aunque muchos medios digan de manera engañosa que son "intereses españoles" y sin embargo muestren total indiferencia en el mejor de los casos, cuando los "suyos" deciden privatizar servicios públicos (que sí son de ellos). Pero cada uno se indigna ante lo que considera oportuno y si se preocupan más de los grandes accionistas de una multinacional que de un viejecito usuario de la sanidad pública, allá ellos.

Pero a los que sí nos preocupamos de los servicios públicos, nos alegramos profundamente del "bofetón" que le ha dado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid al Gobierno regional, manteniendo la suspensión de la privatización sanitaria. Dicha medida ha provocado la dimisión del Consejero de Sanidad, el señor Lasquetty (no así de Ignacio González, que por lo visto pasaba por ahí) y la paralización del proceso (este aborto sí que les ha chafado).

El recurso contra la privatización de la Sanidad por cierto, lo puso el PSM-PSOE. Unos los ponen contra la privatización de la sanidad y otros contra la ley antidesahucios o la subasta de medicamentos, cuestión de valores también, pero bah, todos los políticos son iguales...

En Andalucía y ciertamente más por deméritos del PP que por méritos nuestros, logramos parar a la derecha y evitar situaciones como la de Madrid, teniendo un gobierno más social y progresista que el del resto del Estado, con una oposición que se basaba y se basa únicamente en la denuncia continua de la vergüenza de los ERE y sin querer debatir siquiera antes de las elecciones. Pero no basta con ser menos malos que el PP, a la gente hay que ilusionarla, solo así se podrá acabar con la altísima abstención que hay en todas las elecciones, que parece a muchos gobernantes no preocupar y lo que fue una "derrota dulce" se transforme en una victoria clara, ya que Andalucía mayoritariamente es de izquierdas.

No quisiera terminar mi artículo después de esta breve reflexión sobre nuestra tierra, sin mencionar a esos trabajadores madrileños que han peleado, no por sus salarios, que sería legítimo por otra parte, sino por el hecho de que la Sanidad Pública siga siéndolo. Mi más sincera admiración y enhorabuena por su esfuerzo. Pueden estar orgullosos de sí mismos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído