sanidad_y_salud.jpg
sanidad_y_salud.jpg

¿Es sinónimo en todos los casos sanidad y salud? Pues yo creo que no. Se supone que el servicio sanitario que tenemos debería cuidar de nuestra salud y tratar todos los problemas que tuviéramos, pero ¿es así en realidad? Pues la realidad dice que no. Y es que además de los recortes que sufre nuestra sanidad, una sanidad que a lo largo de nuestra vida pagamos con nuestros impuestos, la sanidad clasifica todos aquellos problemas que tenemos. Algunos pertenecen a una clasificación normal y corriente y otros simplemente se catalogan como raros.

¿Qué es una enfermedad llamada rara? Bueno pues no es más que una enfermedad que sufre un porcentaje muy pequeño de gente en todo el mundo. Es una enfermedad que la sanidad, esta que pagamos, decide que al ser algo que poca gente sufre pues en cierto modo deja de tratar.

¿Qué pasa cuando alguien sufre esta enfermedad? Pues básicamente que la sanidad pública no te trata. En muchas ocasiones vemos a familias que recaudan por distintas vías dinero para estas enfermedades, no sólo para su tratamiento, un tratamiento que no te da la sanidad pública, sino para la investigación, porque es importante cuando hay algo que no sufre un porcentaje que se considera aceptable de la población, simplemente para la sanidad pública no existe, no hay tratamiento y no lo tratan.  Pero tampoco se preocupa por hacerlo.

Son investigaciones paralelas las que comienzan a dar tratamientos para estas enfermedades, investigaciones privadas que hacen que la vida de estas personas con una enfermedad rara pueda ser la mejor vida que puedan llevar mientras viven con ella.

Y es que el negocio de la salud sólo interesa cuando la enfermedad es numerosa, porque al final lo que se pretende es vender. ¿Importa el bienestar de los enfermos? Pues yo creo que no. Creo que sólo interesan aquellas enfermedades que tienen un porcentaje alto de “Clientes”. Y es que para la sanidad, la salud se cuenta por clientes. Es curioso que tengamos muchos medicamentos para tratar un catarro, y esto se debe a que todos al menos pasamos 1 catarro al año, y eso es dinero para aquellos no sólo que hacen los medicamentos que lo tratan, sino aquellos que sirven para su diagnostico.

Y es que si pudiera decidir sobre las enfermedades que pasara a lo largo de mi vida, creo que no querría ser distinta al resto,  preferiría tener aquello que muchos tienen, sin exclusivas.

Y es que el sistema sanitario, al que pertenecen no sólo médicos y hospitales, sino al que pertenecen las farmacéuticas y todos aquellos que deben velar por nuestra salud, nos trata como clientes. Al final como todo en la vida todos buscan ganar dinero, y para ello los clientes cuanto más números mejor. El resto no interesa o interesa poco.

Y mientras siguen catalogándonos según el número de enfermos, es muy importante que ayudemos a aquellas familias que piden ayuda para este tipo de tratamientos. No debería ser así pero es importante apoyarles para que aquellas instituciones privadas puedan investigar estas enfermedades raras para que algún día puedan tener una cura que permita que todas las personas que las sufren tengan las mismas posibilidades que cualquier otra persona.

Pero alguien debería hacer un análisis de todo esto. Tenemos los mejores investigadores en España, investigadores que exportamos a otros países por la falta de recursos, de subvenciones y creo que de ganas de avanzar. Hay que cambiar que la salud se base en un número de clientes, que lo importante sean los beneficios, para empezar a pensar en la importancia de que todos llevemos un vida que nos corresponde vivir, de la mejor manera y con la mejor salud posible.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído