padre_coraje07.jpg
padre_coraje07.jpg

Hace unos días, en un municipio mexicano cercano a Puebla, sus vecinos decidieron tomarse la justicia por su mano y prendieron a dos supuestos violadores, los lincharon y los quemaron medio vivos en la plaza del pueblo a vista de todos.

Fue hace varios días..., al tiempo que Francisco Holgado marchaba a pie, desde Jerez hasta Madrid, para reclamar justicia para el hijo que le asesinaron hace veinte años.

Dos mundos aparentemente tan distantes pero unidos por una misma pregunta: ¿Las víctimas, en caso de tener la posibilidad, deberían tomarse la justicia por su cuenta para hacer del mundo un lugar mejor?

Por lo que sabemos, Francisco tuvo la posibilidad de acabar con los presuntos asesinos de su hijo y no lo hizo; confió en la justicia ordinaria -ya que la divina creía tenerla de su lado- y ambas terminaron fallándole; una le obligó a morderse la lengua cada mañana y la otra a bajar a los infiernos que supone vagar en el Purgatorio de la Duda.

A veces -hablo por mí y segundos antes de derrumbarme ante tanta injusticia- me invaden sueños de grandeza y acabo convertido en un pequeño Dios con barba de tres disgustos y mirada helada que extermina y acaba con todo lo que me duele y daña al resto de los mortales..., pero siempre termino preguntándome quién demonios soy... ¿Acaso ya estoy libre de pecado para ser ese Dios justo y vengador que claman los derrotados? ¿Acaso ya me dejaron en paz aquellos viejos ogros que vivían debajo de mi cama?

Porque de una cosa estoy totalmente seguro: alguien medianamente inocente, tarde o temprano, sufriría lo miserables que pueden llegar a ser esos dioses -de carne y hueso- llenos de miedos y complejos.

Además, para aquellos que pensamos seriamente que la única salida no es acabar convertido en un criminal de plomo y rencor caliente, siempre nos queda pensar que las cruces y males de hoy..., mañana se tornarán caras y que, sin lugar a dudas, compensarán con creces todas las noches en vela.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído