Los quince euros que arruinarán a España

Ay, mundo injusto los que ganan 300.000 euros al año, les parece un despropósito tus 15 euros

Garamendi, durante el acto en el que acabó entre lágrimas.
Garamendi, durante el acto en el que acabó entre lágrimas.

Uf, estamos locos o qué… ¿y este despilfarro?

¡¡Hala, el Gobierno y los sindicatos se han puesto de acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional en 15 euracos!!

Se aprobó en contra de la patronal. Según ellos, el culpable del desempleo será esta mínima subida, que aun sigue siendo más baja que la del resto de nuestros socios europeos. Ni siquiera en EEUU, que según Biden subirá los impuestos a los ricos y se los bajará a los que menos poseen. Esta medida, cada vez que en nuestro país se comenta, la oposición y los poderosos se echan a temblar. La avaricia que es mu mala.

Está claro que los que niegan o se colocan enfrente de esta reforma quieren a una población pobre, ignorante y que siga aumentando la diferencia de clases. Si no, no se entiende.

En sus cabezas pensantes no ven que a menos salararios, menos consumo, con lo cual afectará, de lleno, a la pymes que viven de los trabajadores de los 15 euritos de más que a la patronal se les atragantan.

Antonio Garamendi es el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y cobra 300.000 euros al año. Dice que es un sueldohumilde”: ¡¡¡¡ ¿perdonaaa?!!!!  También declaró en su día que era “demagógico”  hablar de su sueldo, pues trabaja en una empresa privada. Pero desde su pulpito de oro y mieles prohíbe, porque no acepta, con descarada demagogia él y los suyos, una pequeñísima subida que aliviará algo a los que menos tienen para vivir. Hombre, no ya como él, que esos privilegios los tienen unos pocos, aunque la verdad cada vez más, pues dicen que con la crisis de la pandemia los ricos son más ricos y los pobres... insignificante subida

En fin, creo desde mi modesta opinión que les falta conciencia social y que el patriotismo que tanto ondean se demuestra mejorando la vida de los españoles no torpedeándola.

La población a la que ustedes le niegan la subidita también tienen que pagar el carísimo recibo de la luz, llenar el deposito de la cada vez más cara gasolina, llenar el frigorífico, pagar su hipoteca, los estudios de sus hijos… O incluso el placer de ir al cine o tomarse unas cervezas. Porque viajar, ya es otro cantar; que, también deberían poder hacerlo, pero bastante tienen con tirar para adelante. Ahora…  les diría a los que van a recibir la subida del SMI que piensen quiénes piensan en ellos. Quiénes se preocupan de que su vida no sea más precaria de lo que ya es.

La patronal que no se sentó a la mesa de una negociación que llevó el Gobierno con los sindicatos no se ponen en la piel de los que con 950 euros deben asumir los recibos que te llegan los primeros de cada mes, más todos los imprevistos que surgen cada día: “Mamá, la profe me ha dicho que lleve…. Papá, la semana que viene tengo una excursión y necesito... Y como los idiomas son imprescindibles para trabajar, a buscar y apuntar a los niños a inglés y después los pagos por exámenes para demostrar el nivel". 

Admiro profundamente a esa gente que con un sueldecito hace frente a tanta demanda y necesidad.

Ahora, con este acuerdo en 2021, se llegará al “exitoso” SMI de 965 euros mensuales. La medida se aplicará de manera retroactiva.

Un poco de envidia sí que tengo y ustedes verán por qué: les cuento cómo llevan el salario otros países europeos.

Suiza: en Ginebra aprueban un mínimo de 3.800 euros. Luxemburgo, 2.200, pues del tirón la subida la han puesto en 60 euros más. En Bélgica, al igual que Países Bajos, llegan a los 1.625,70 euros.

La Alemania de Ángela, no se queda atrás y el SMI lo ha subido a 1.584 euros. Y así están Francia o Reino Unido, países donde sus trabajadores cobran más de 1.500 euros al mes.

Luego si queremos una población que progrese España debe progresar y crear un tejido industrial donde se cree un empleo de calidad y con sueldos dignos para que sus ciudadanos no vivan en desigualdad, no ya respecto a otros países, si no con sus propios compatriotas.

Que no, que no. Que ya está bien de mentiras. Que España no se quiebra, ni los empresarios van a huir. Ya está bien de engaños y que el dinero sean siempre para los mismos.

Tenemos una patronal que regatea 15 euros y no protesta por otros muchos sueldos escandalosos que sostiene el Estado.

La lista sería interminable, así que les dejo que piensen, no solo en sus nóminas, sino también en sus dietas que no tienen que justificar.

Ay, mundo injusto los que ganan 300.000 euros al año, les parece un despropósito tus 15 euros.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído