montoro.jpg
montoro.jpg

Los planes de ajuste se hacen para cumplirlos, eso tiene que comprenderlo el Ayuntamiento de Jerez

A ver, que no tengo nada contra Jerez, si soy andaluz… Yo tengo problemas de verdad, bastante gordos, que para eso llevo ya un tiempecito de ministro. A mí me mandan desde Jerez unos presupuestos que, oye, con todo así como muy adobaíto, y exagerado, eh, exagerado, con mucho ingreso que no se sabe de dónde y mucho gasto que no sabe para qué. Yo hace mucho que conozco a la alcaldesa Mamen, que ha estado años y años en el Congreso, y de verdad que no me importaría echarle una mano con esto de los presupuestos pero, claro, es que no veo cómo…

Vale, seamos serios. A mí lo de Jerez, como que me da igual, para qué nos vamos a engañar, ya digo que tengo bastantes problemas y apenas le he echado un vistazo por encima a un sumario de un extracto del resumen de su presupuesto que me pasaron acabando el desayuno y, bueno, por mí pueden llenar toda la ciudad de veladores para recaudar dinero, lo que pasa es que, según me cuentan desde el partido en Jerez, ya no va quedando mucho sitio para veladores en la ciudad, aunque el municipio es francamente grande, eso es cierto. Ah y las calas. Es verdad que tienen mucho suelo parar calar, pero…

Me han informado de que la delegación de Jerez viene a Madrid el día 9. Pues si viene Mamen me pone en un compromiso, tendré que mirar mi agenda, pero seguro que estoy ocupado, es lo que tiene ser ministro, seguro que ella lo entiende… No obstante los recibiremos a buen nivel, seguro. El 9 es viernes… bueno, normal, querrán aprovechar ya el fin de semana, no van a venir el miércoles… Ahhh, si es el viernes hay consejo de ministros, ¡salvado!… Volviendo al tema de Jerez, lo importante es plantear soluciones en el transcurso de la reunión. A ver, una solución sería que Jerez se convirtiera en imprescindible para el Gobierno, que aportara votos en el Congreso, como los vascos y canarios —bueno, el canario… si es que con un jerezano valdría—, ahí la cosa cambia, ya te digo que cambia. Si hay que poner la pasta por un voto pues se pone y punto, pero no veo a Jerez convirtiéndose en un cantón, eso es muy decimonónico incluso para Jerez, aunque siempre se ha dicho que respecto a la provincia…

Si a mí me hubiera hecho falta un voto de, vamos a poner, el Paje —Partido Jerezano— ya verías cómo podrían presupuestar los ingresos y los gastos que les diera la gana, como si les da por llevarse la Cartuja al centro o que el río Guadalete tuviera puerto para cruceros o que los guardias tuvieran otro plus, no sé, por uso de whatsapp, ya te lo digo, pero es que no es el caso. Los planes de ajuste se hacen para cumplirlos, eso tiene que comprenderlo el Ayuntamiento de Jerez… ya, ya, ya sé que nosotros, los del Gobierno de España, tampoco los cumplimos, que Europa está todo el santo día con recorta por aquí, liberaliza por allá y hacemos caso de lo que nos apetece y de lo que no, pues no, a mí que no me asfixien… Mira, el Ayuntamiento de Jerez podría hacer lo mismo con el Gobierno, hacer caso de lo que quiera y de lo que no, no, que se ha tomado este tema de los recortes muy a pecho. Ah, no, que no pueden… qué cosas tiene esto de la autonomía municipal, qué cosas, ja, ja… Perdón, perdón.

Va llegando el momento de despedirse. No sé si me he explicado muy bien, lo mío son más bien los números, y aunque tengo un puntito irónico, pues como que no soy fino siempre, lo reconozco. De todas formas, si estoy presente en la reunión, lo mismo parafraseo aquello que dije hace unos años sobre España y le suelto a Mamen “Que caiga Jerez, que ya la levantaremos nosotros”. Ves, Querido diario, no siempre soy fino… 

C. M.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído