Pelayo adios 1
Pelayo adios 1

Cuando pienso en los próximos meses, en los dos próximos años, no sé con qué canción quedarme.

Cuando pienso en los próximos meses, en los dos próximos años, no sé con qué canción quedarme. El título es Volver, desde luego, pero no sé si es la ranchera o el tango. La ranchera dice eso de “yo sé perder, quiero volver”… pero qué perder ni perder, si realmente gané las municipales, y lo de volver… si es que yo aunque ahora trabaje más bien en Madrid nunca me he ido. En cuanto al tango… pues el tango lo veo muy masculino, casi heteropatriarcal, como se diría ahora, como de teñirse poco, que si “frentes marchitas”, que si “las nieves del tiempo plateando sienes”… no sé, lo que sí les digo es que veinte años —o veintidós, como es mi caso— de concejal en Jerez pues cómo que si a mí me apetece “no va a ser nada”, ya se lo digo yo…

La situación en Jerez… No sé. Yo a estos nuevos de la izquierda no les gusto mucho, no… Ahora les ha dado por criticar que si voy o dejo de ir a los plenos municipales, que si me tiro meses sin aparecer por el Ayuntamiento… Bueno, tengo cosas que hacer en el Congreso, en Madrid, ya digo, y además lo he pasado regular con lo de la trama del nombrecito alemán y con lo de ganar las municipales y no poder gobernar… Una mala temporada, desde luego. Pero estoy aquí. Otra vez. Y bien fuerte. Todo superado. Me preguntan que si voy a ser candidata a la Alcaldía otra vez… Pues no sé, no depende de mí… Ah, sí, perdón, sí depende de mí. Pues cuando tome una decisión ya lo diré. Ahora mismo me da que sí —o sea, sí, porque depende de mí— pero como no lo he decidido, pues no puedo decir nada… Ya habrá tiempo. En realidad, como ya he dicho anteriormente —o algunos periodistas se han encargado de poner en mi boca acertadamente— la culpa de lo ocurrido en Jerez en las pasadas municipales la tiene algún listillo del partido en Madrid: a quién se le ocurre poner unas elecciones coincidiendo con El Rocío, joder, es que no dan ni una. Con un concejal más no hubiera ocurrido nada de esto, ni Mamen Sánchez, ni nah, un concejal que se nos quedó en El Rocío dándolo todo… Que también lo entiendo, eh, que yo cuando voy al Rocío on fire, ya me han visto en internet…

Siempre he dicho que se necesitan ocho años para que se vea la mano del PP en Jerez. Llevamos cinco y medio… Eso no quiere decir que si ganamos —mejor dicho, que si gobernamos, que nosotros lo que es ganar, ganamos— en las próximas elecciones nos vayamos a ir a los dos años y medio, eh, a ver si estas líneas van a caer en malas manos, que podemos perfectamente gobernar nueve años y medio sin inmutarnos… Quiero que Jerez despierte. Ese es el objetivo, no sé si será eslogan electoral —“Jerez, despierta”, lo anoto, un pelín bíblico, pero lo anoto—, aunque quiero que pase esta racha y Jerez deje de ser una ciudad adormecida…

Pues eso, ya veremos lo que hacemos en el PP, bueno, ya veré lo que hago, hablando en propiedad. Lo siento un poco por Antonio Saldaña, que habrá quien piense que ya se le está pasando un poco el arroz para aspirar a la Alcaldía de Jerez, pero es que las cosas son así… Tampoco es para tanto. Sin ir más lejos, esta semana la reina de Inglaterra llamó a los medios de comunicación para decirles algo, que parecía que iba a abdicar, y luego va y suelta que su marido, Felipe, que con 95 años empieza a estar un poco cansado y que ya a partir del otoño como que no cuenten con él… Yo lo digo por el príncipe Carlos, que anda cerca de los 70 y sin rascar bola, pero Antonio es mucho más joven, puede seguir preparándose y aprendiendo… Bueno, Querido diario, va llegando el momento de despedirse. De todas formas, todo esto es hablar por hablar. Ya veremos lo que decide el partido cuando llegue el momento, bueno, lo que decido…

MJ G-P.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído