azafatas_circuito-6.jpg
azafatas_circuito-6.jpg

Dorna solo tiene dos opciones: decir al Ayuntamiento de Jerez que sí o que no (bueno, también puede decir que lo va a estudiar, justo antes de meter la propuesta en el tercer cajón abajo a la derecha).

Tengo curiosidad por ver qué le responde Dorna al Ayuntamiento de Jerez cuando éste le plantee que no quiere que durante el Gran Premio de Motociclismo de Jerez haya “prácticas donde se utiliza el cuerpo de la mujer como adorno y reclamo para captar la atención del público, mediante el fomento de estereotipos que cosifican a las mujeres”, tal y como recoge la iniciativa de Ganemos que va a ir al pleno municipal, o dicho de otra forma, que en la prueba no haya azafatas de equipos participantes y de empresas patrocinadoras realizando determinadas funciones subalternas vestidas con determinada ropa (por cierto, últimamente leo que llaman a estas chicas ‘paragüeras’ desde distintos ámbitos, una expresión tirando a despectiva).

Dorna solo tiene dos opciones: decir al Ayuntamiento de Jerez que sí o que no (bueno, también puede decir que lo va a estudiar, justo antes de meter la propuesta en el tercer cajón abajo a la derecha, a dormir el sueño de los justos). Si le dice que sí –cabe suponer que sería ya para el 2018- estaremos ante algo insólito en el mundo de las carreras, habrá que ver el impacto que tiene una decisión de este tipo sobre la propia prueba de Jerez y sobre las carreras en general, incluidos el automovilismo y el ciclismo, (y el baloncesto y, y…). Si Dorna le dice que no –lo más probable-, que hay mucho dinero de publicidad en juego, que las empresas pagan por llegar a millones de telespectadores en todo el mundo y que esto son lentejas (que no habas contadas), pues la vida seguirá igual en las carreras… aunque no del todo, ya que la voluntad expresada por el Ayuntamiento de Jerez quedará ahí para siempre (abril de 2017, para cuando lleguen otros).

Por cierto, ¿el Ayuntamiento tendría mecanismos para hacer cumplir esa resolución de pleno si Dorna le dice que no? Yo entiendo que no, seguro que no sin que le acabe costando dinero a las arcas municipales, y además a unas malas debería tener precaución si quiere preservar el Gran Premio, ya que éste es un mundo maduro en el que, sin entrar en más cuestiones, mucha gente piensa que es exagerado que España tenga cuatro pruebas, como ocurre en la actualidad.

Ah, a todo esto, aquí se ha hablado poco o nada de cómo ven este asunto las chicas que se verían afectadas. Por resumir, como dice mi amigo Ángel Espejo, “a mí no me coge este toro en una cabina de teléfonos”… 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído