Una clase de Formación Profesional cuyos estudiantes tiene becas concedidas que no llegan.
Una clase de Formación Profesional cuyos estudiantes tiene becas concedidas que no llegan. MANU GARCÍA

Una de las herramientas que puede facilitar la renovación del mercado laboral de Jerez es, necesariamente, la formación y la cualificación de los jerezanos. Si las enseñanzas secundaria y superior deben adaptarse progresivamente para dar respuesta a este reto, la Formación Profesional debe hacerlo sin más demora, si es que de verdad queremos estar a la altura de las demandas de un entorno extremadamente cambiante.

Conscientes de la urgencia de ir dando respuestas a este gran problema, desde Marea Verde Jerez lanzamos ya en 2018 una “Propuesta para la ampliación de la oferta en los centros públicos de la Formación Profesional Reglada en Jerez” que fue aprobada de manera unánime por el conjunto de los grupos políticos representados en el Pleno del Ayuntamiento, así como por el Consejo Escolar Municipal, el consejo Económico y Social y numerosos grupos y colectivos de la ciudad. Año tras año se ha repetido y actualizado esta propuesta sin que hasta la fecha no haya habido ni una sola respuesta, lo que ha traído como consecuencia el estancamiento de la oferta de los centros públicos y el progresivo desfase de la FP reglada en Jerez. Por el contrario, la demanda ha ido creciendo año tras años, dejando a un buen número de estudiantes en la calle, sin acceso a los ciclos formativos demandados por falta de plazas y sin que desde las administraciones local, provincial o autonómica, hayamos visto ninguna iniciativa para salir al encuentro de esta inaceptable situación.

Mientras tanto, en estos años, hemos visto como la oferta de Formación Profesional Privada ha crecido en Jerez de la mano de esta falta de plazas y titulaciones en la red pública de FP por la inacción y pasividad de las administraciones responsables. Centros como Albor o como Medac, han hecho literalmente, su agosto ante la falta de respuesta de la red pública de FP.  Ello ha obligado a muchas familias a buscar recursos extra, en unos momentos de crisis económica y en una ciudad con uno de los más altos niveles de desempleo de nuestra comunidad, y a apurar sus ahorros para hacer frente a los 4.000 o 5.000 euros de la matrícula de estos centros, cantidades que quedan fuera de las posibilidades de las familias más modestas.

Hace tan solo unas semanas la señora alcaldesa daba la bienvenida a un nuevo complejo privado de FP en las antiguas bodegas CROFT. Sorprende, no que la alcaldesa celebre alborozada la apertura de centros privados en la ciudad que estarán al alcance de unos pocos, sino que en estos años no se haya dado desde el Ayuntamiento ni un solo paso para reclamar para Jerez el incremento de la oferta pública de FP. Sorprende la pasividad para luchar por un acuerdo unánime de pleno en ese sentido. Llama poderosamente la atención la enorme dejadez con respecto al desmantelamiento del centro de FP de San Juan de Dios llamado a acoger numerosas especialidades (¿recuerdan?).

No deja de resultar paradójico -y triste- que en una ciudad como Jerez, azotada por el paro, la creación de nuevos títulos tanto de Grado Medio como de Grado Superior ha corrido a cargo de la iniciativa privada, mientras que la oferta pública se ha estancado a pesar del incremento de las solicitudes de nuevas plazas. Esta situación ha tenido una derivada nefasta por la que muchos alumnos y alumnas que no han sido admitidos en las opciones elegidas, se han visto obligados a solicitar plazas en estudios no deseados, particularmente en 1º de Bachillerato, aumentando alarmantemente el volumen de fracaso escolar en este nivel de estudios, con el consiguiente coste social y económico que esto conlleva.

La propuesta de Marea Verde ha sido, desde el primer momento razonable, y realizable en el corto plazo. Un corto plazo que ya empieza a ser demasiado largo, porque desde las administraciones no se ha dado ni un solo paso para salir al encuentro de las demandas del mundo de la empresa y de nuestra realidad productiva. Desde Marea Verde hemos propuesto, por ejemplo, que como la pujante industria de las energías alternativas es ya un nicho de empleo y es presumible que lo vaya a ser más en futuro próximo, se implanten titulaciones relacionadas. Los numerosos parques eólicos y los 25 nuevos parques de Energía Fotovoltaica proyectados o en construcción en nuestro término exigen ya la creación de un Ciclo Formativo de Grado Superior de Energías Renovables. Pero no se crea. Como no se crea el ccclo de Grado Superior de Vinicultura, en la “ciudad del vino” por excelencia, titulación que ya existe desde hace cuatro años en El Puerto y desde hace dos años también en Sanlúcar… pero no en Jerez.

El sector ganadero es un símbolo de nuestra tierra, pero también una realidad económica. Los datos recogidos por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural sobre la superficie andaluza indican que, en número de explotaciones ganaderas, Cádiz es la provincia líder en número de fincas dedicadas a esta actividad. Pues bien, en toda la provincia sólo existe el ciclo formativo de Grado Superior de Ganadería y Asistencia Animal creado recientemente en Medina y que nosotros reclamamos para Jerez desde 2018. Actualmente, la actividad turística es la principal industria de Andalucía, de la provincia de Cádiz y de Jerez. Por estas razones reclamamos en su día para Jerez el Ciclo Formativo de Grado Superior de Dirección de Cocina, así como el de Gestión de Alojamientos Turísticos, ante la fuerte implantación de la “industria del turismo” en Jerez. Junto a ello, es urgente también aumentar la oferta de plazas en ciclos formativos de Grado Medio y de Formación Profesional Básica, claves estos últimos para reducir el fracaso escolar y la exclusión social que suponen una auténtica “espada de Damocles” que pende sobre el futuro social y económico de nuestro entorno.

Podríamos seguir poniendo ejemplos, pero como aprobaron en su día el conjunto de los grupos políticos en el Consistorio (también el que ostenta ahora el gobierno de la ciudad), y los sectores de la Comunidad Educativa, en el Consejo Escolar Municipal, es necesario dar un impulso a la FP reglada en la red pública de Jerez con la implantación de nuevos ciclos y modalidades que subsanen un déficit histórico, en una comarca y una provincia que tanto lo necesita.  La consolidación de una Formación Profesional que dé frutos en la cualificación del alumnado, puede ser clave para garantizarse un trabajo en medio de la vorágine del cambio de modelo económico que estamos viviendo. La inacción fomentará el crecimiento progresivo de la FP Privada y entonces será fácil para la Consejería de Educación no ampliar la oferta pública. El Ayuntamiento de Jerez, que debe velar por los intereses de la ciudad, no puede seguir como un agente pasivo en todo ello y, además de celebrar la ampliación de la oferta privada, debe luchar como nadie por el incremento de la oferta pública. Sin más excusas ni más demoras, porque esta ciudad lo necesita.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

Francisco Hace 8 meses
Toda la verdad y sabiendo lo que escribe. Muy bien Agustín
Lo más leído