A mi abuelo no le gustaban Los Beatles, ni que yo fuera por ahí con el pelo largo y cantando en algo parecido al inglés coplas que ni entendía ni tenían nada que ver con lo que para él era música, arte. Era una persona inteligente y sin embargo yo lo creía anticuado, fuera del mundo en que vivíamos los jóvenes. Hoy, ya tengo más edad que la que tenía mi abuelo cuando aquellos desencuentros musicales y vitales, por eso tengo puestos en alerta todos mis sentidos, me da pánico caer en sus mismos errores, en su conservadurismo, en su falta de empatía. No me gustaría parecer ante los jóvenes que me rodean como un carcamal, un abuelo cebolletas que vive contando sus aventuras por lo largo y ancho de este mundo y pone una disimulada cara de asco cuando ve las nuevas tendencias de la moda, peinados o nuevos movimientos musicales, ajeno a la llegada continua del futuro. Es complicado, pero no lo llevo mal, aplico una norma muy sencilla, vive y deja vivir. Pero la verdad es que tengo que esforzarme, por ejemplo, últimamente, con la aparición de este cantante colombiano de música urbana, Maluma, he tenido un brote de intolerancia, he caído en un pecado mortal para cualquier persona que pretenda regirse por el raciocinio y la tolerancia, he generalizado. He pensado que todos los que vestían como él, los que hacen su misma música, son como él se expresa en sus letras, un capullo integral, un machista redomado y un chulito de playa con más neuronas en su miembro viril y en su cartera que en todo el resto de su cuerpo. Espero, es más, creo, que no todos los que hacen esa música y siguen esa moda son como este individuo. Si eso me convierte en un viejales a ojos de alguno, pues que le den, porque eso, para mí, no tiene nada que ver con el progreso y la fuerza renovadora de la juventud, sino con el anquilosamiento, la ignorancia, la falta de cultura y de valores, con el patriarcado casi genético, atávico de nuestra sociedad, que les hace creerse superiores a las mujeres. También me pasa eso con la política cuando escucho eso de que la Transición de los 70 fue una mierda, una maniobra franquista para perpetuar a los poderes fácticos. Me cabrean esas poses, parece que es un marchamo de nuevo político, eso de meter en un mismo saco a todos los protagonistas de aquellos tiempos y sacar pecho llamándoles cómplices del franquismo o cosas peores. No digo yo que la Transición fue impecable ni siquiera modélica, lo que si fue es lo que pudimos hacer, muchos dando sus comodidades, su futuro e incluso sus vidas para hacerlo. Ya me gustaría a mí contar en estos tiempos con compañeros tan íntegros y comprometidos como muchos con los que entonces compartí tajo, calle y despachos, gentes del PCE, de CCOO, de USO, de CNT, del PSOE, del PSA, de UGT, de partidos y sindicatos que ya no existen, de organizaciones como la HOAC o la JIC, sin olvidar a aquellos imprescindibles curas obreros. Y claro que hay muchos que se empacharon de poder, que utilizaron sus puestos para enriquecerse, que han cambiado sus chaquetas de pana y sus jerséis de lana por cuentas en Panamá y en Suiza, y claro que hay muchas cosas que se podían mejorar, como la Constitución, pero lo que no se puede olvidar es que antes de eso no había nada y que eso salió de un consenso que era el que pudimos hacer en aquel momento. No quiero ni pensar, con la fuerza que hoy tiene el sector más reaccionario de nuestro país, cómo saldría una nueva Constitución, mejor no meneallo.

...Fue muy dura la derrota: todo lo que se soñaba se pudrió en los rincones, se cubrió de telarañas, y ya nadie canta Al Vent, ya no hay locos ya no hay parias, pero tiene que llover aún sigue sucia la plaza.

Queda lejos aquel mayo, queda lejos Saint Denis, qué lejos queda Jean Paul Sartre, muy lejos aquel París, sin embargo a veces pienso que al final todo dio igual: las ostias siguen cayendo sobre quien habla de más… (Ismael Serrano)

Y ojo a las palabras de Julio Anguita: "Lo más revolucionario que podía hacerse en España, es, sencillamente, cumplir la Constitución a rajatabla”. P.D. 1: IU siempre ha sido una adelantada, le ha escrito la carta a los Reyes a principios de diciembre, pero es complicado, su carta parece el catálogo de El Corte Inglés, ¡100 peticiones! Ana, Raúl, ¡que los Reyes son los padres!, que lo mismo están tiesos y de la carta hay que quitar más de la mitad. A ver si en enero os tenemos que llevar al psicólogo frustrados. P.D. 2: Que las zambombas ya son como la Navidad o la Feria no lo duda casi nadie, la mejor prueba, sales a la calle y no paras de saludar gente, abrazos, besos, apretones… en fin, en todos lados menos en el PSOE. Yo los he visto, qué solos se ven los concejales. ¿No hay aparato? Recuerdo esas auténticas caravanas socialistas en feria o fiestas. ¿Dónde están los militantes, los cargos orgánicos? Algunos afiliados denuncian que van y se encuentran la sede cerrada. De seguir así, ¿habrá congreso? ¿Imagináis a Mamen Sánchez encabezando una lista a las próximas municipales?

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído