De nuevo la violencia hacia la mujer, de nuevo Afganistán

La concentración en apoyo a Afganistán y a las mujeres afganas en la plaza del Arenal de Jerez
La concentración en apoyo a Afganistán y a las mujeres afganas en la plaza del Arenal de Jerez Candela Núñez

El 25 de noviembre es oficialmente el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, no obstante, ojalá pudiera afirmarse que la violencia ha acabado. En realidad, este día se utiliza para denunciar el machismo sistemático que se ejerce en todo el mundo y reclamar políticas para su erradicación.

En este sentido, desde Amnistía Internacional Andalucía queremos aprovechar la ocasión para reivindicar, este año más que nunca, los derechos de todas las mujeres en el mundo. Por ello, creemos necesario utilizar este día para denunciar el acoso y violación sistemática que sufren todas las mujeres y niñas en Afganistán, sin por ello obviar la lucha por lo que sucede en España, por supuesto, sino enfatizando el hecho de que la lucha contra la erradicación de la violencia hacia la mujer es una lucha colectiva, de todas, y que se aplica en una diversidad de manifestaciones que va desde la violencia física a la psicológica o la institucional.

Desde que los talibanes tomaron el control de la capital afgana el pasado verano, miles de mujeres y niñas han temido por su vida. Al aplicar la más estricta Sharia, la ley islámica que establece “el camino a seguir”, la mayoría de las mujeres han sido excluidas del espacio público, se les ha prohibido trabajar fuera de casa, e incluso a las niñas mayores de doce años se les ha denegado la asistencia a la escuela en muchos lugares del país.

Las mujeres han perdido además sus derechos humanos básicos como individuos. Ejemplo de ello es la prohibición de salir de casa sin su mahram, figura masculina de representación (padre, marido o esposo); así como que no tienen libertad de expresión, quedando terminantemente prohibido reír en público. Puedes informarte más sobre el caso afgano visitando la web: Crisis en Afganistán (amnesty.org)

Estas son sólo algunas de las 29 prohibiciones que la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA, por sus siglas en inglés) han denunciado a la comunidad internacional como verdaderas violaciones de sus derechos humanos y de su integridad. Desafortunadamente, ya hemos sido espectadores de las consecuencias que tiene no acatar estas imposiciones en Afganistán. Un ejemplo de ello es la decapitación de Mahjabin Hakimi, jugadora profesional de la selección de voleibol de Afganistán que se negó a renunciar a su derecho de practicar actividades deportivas y sociales, como imponía el régimen.

Sin embargo, la comunidad internacional no ha reaccionado acorde a esta grave situación y nosotras queremos utilizar este espacio para denunciarlo. El informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la situación de Afganistán reveló la horrible situación que sufre el pueblo afgano, con especial mención de mujeres y niñas como colectivos más vulnerables. No obstante, no se ha llevado a la práctica ninguna acción contra esta situación y, a día de hoy, miles de mujeres y niñas siguen siendo objeto de actos de violencia, hostigamiento e intimidación.

El régimen talibán sigue impune en su violación contra los derechos humanos y, una vez más, las mujeres y niñas son las más damnificadas. Ayúdanos en la lucha ante esta injusticia y firma para proteger sus derechos: Afganistán: mujeres y niñas en peligro

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído