martes_feria-0166.jpg
martes_feria-0166.jpg

Algunos de los temas que van trascendiendo de los futuros cambios en la normativa de la Feria del Caballo son muy interesantes. Por ejemplo, la distinción clara que se va a establecer entre las casetas tradicionales y las que no, que a falta de nombre concreto, nos referiremos a ellas como gym-disco-electro-latino (el que lo encuentre un poco largo, puede dejarlo en gym), como es a su vez tradicional en esta sección. Esto significa que en Jerez se nos van a caer las casetas, ¡perdón las caretas! (me ha gustado la errata y he decidido dejarla): a ver, las casetas tradicionales tendrán cocina, vino, sevillanas (y flamenco y rumbas) y la decoración (sillas, mesas, geranios, farolillos, verjas…) que todos tenemos en la cabeza. Las gym quedan exoneradas de buena parte de estas obligaciones, es decir, el que quiera podrá prescindir desde el primer momento de tener cocina (sin esperar a las 17 horas o así); podrán poner toda la zumba, el trap (oye, o también la electrónica a lo Ibiza) que quieran desde primera hora y el que no quiera como si no tiene ni media de fino para disimular, venga cubatas y ya. Ah, también puede prescindir de los geranios. Eso sí, las gym-disco-electro-latino no podrán tener menores de 18 años entre su público, lo que sería un problema, sobre todo para varias de las ubicadas en la zona de los jóvenes (bonito eufemismo, por cierto).

La verdad es que establecer dos categorías es una visión un tanto simplista, lo que hay en el Real es mucho más complejo. Se me ocurren varias casetas que han venido funcionando perfectamente bajo la legislación vigente y que ahora, si el planteamiento es uno u otro, en teoría tendrán que elegir. Un ejemplo: La caseta de los Cherokees, absolutamente respetuosa con la tradición hasta bien pasadas las 12 de la noche, pero que en su ‘tradición’ también está que suenen de madrugada AC/DC, Led Zeppelin o Nirvana, claro; otro ejemplo rápido es la caseta de IU –creo que se sigue llamando Los Andaluces-, tradicional de día y con la música del 55 Jazz Club bien entrada la noche… También habría que tener en cuenta las ‘pachangueras’, que dan de comer y luego mezclan una rumba con el Happy y luego va el Sufre mamón antes de cambiar al Follow the líder en lo que preparan Despacito y así… Se me ocurre establecer subdivisiones y que las primeras fueran Tradicionales Cenicientas o Cañeras de Noche y las otras abiertamente Pachangueras o Tradicionales B, no sé…

Y no hemos hablado de situaciones. ¿Serán bien recibidas mujeres con traje de gitana en una gym? ¿Y al revés, que hará un tipo con pantacas cortos y zapatillas en una tradicional? Son cuestiones de las que saldremos de dudas en algo más de dos meses, si es que da tiempo por cuestiones de plazos y no se queda el tema ya para el año que viene, que es año electoral, pero esa ya es otra historia…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído