union_hermandades_carrera_oficial-8.jpg
union_hermandades_carrera_oficial-8.jpg

Durante todo el verano he estado siguiendo el ir y venir de la Carrera Oficial de la Semana Santa –bueno, es un poco exagerado, tampoco me he aburrido tanto—. Total que, en calidad de habitante de los aledaños de la Carrera Oficial, me veo obligado a estar atento a las habituales ocurrencias que se vienen generando con este tema. Sin ánimo de ser exhaustivo, en pocos meses hemos asistido al intento de dar comienzo a la Carrera Oficial en la plaza del Banco, a su desistimiento, a la sorprendente contrarréplica de iniciar en la calle Porvera después de que se diera por hecho que había consenso en comenzar en el monumento a las cofradías de Cristina (vulgo, el ‘recortable’)… y todo para finalmente volver a la casilla de salida, a la plaza Aladro (el auténtico mínimo común denominador, por cierto: no le gusta a nadie), una vez que el propio obispo Mazuelos dijera a la Unión de Hermandades que así no, que con esa mayoría tan exigua su propuesta no iba a ninguna parte. Según he leído en internet, tampoco a los vecinos del centro ni a los hosteleros les convencía este nuevo recorrido.

Pero el lector avisado habrá observado que este artículo lleva ya unas cuantas líneas y todavía no ha aparecido un actor (que debería ser) fundamental en este tema: el Ayuntamiento. En realidad ni este gobierno municipal ni otros anteriores han sido muy aficionados a hablar de la ruleta de cambios (y propuestas abortadas) en que se ha visto envuelta la carrera oficial en los últimos… no sé, veinte años. El actual, ya digo, hasta ahora no ha sido una excepción, pese a que este cronista entiende que el papel de cualquier gobierno municipal en este tema siempre debería ser pro-activo, no simplemente esperar a recibir una propuesta u ocurrencia, ya que es responsable último tanto de la cesión de un gran espacio público durante casi dos meses (los que van desde que se coloca el primer palco hasta que se retira el último) como de la seguridad del propio evento y su entorno.

De la última junta de seguridad se desprende una pequeña sorpresa, que el gobierno municipal, al parecer, ve factible y más seguro que la Carrera Oficial arrancara en Porvera, un discreto pronunciamiento que deja la puerta abierta para 2020 si el tema madura lo suficiente. Bien, será así, que el trazado gusta ‘a futuros’, o será simplemente que es año electoral y para qué andar metiéndose en charcos…



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído