Lolo, el espantapájaros

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. En la actualidad, curso Antropología Social y Cultural por la UNED y el Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

lolojerez.png
lolojerez.png

¿Quién no recuerda con nostalgia aquel simpático espantapájaros que intentó educar en la gestión de residuos a todos los jerezanos?

¿Quién no recuerda con nostalgia aquel simpático espantapájaros que intentó educar en la gestión de residuos a todos los jerezanos? Lolo fue un espantapájaros que bajo el lema Ponemos el medio en tus manos fomentó la educación ambiental y el reciclaje en el Jerez de finales de los 90 e incluso en el de años posteriores, ya que su cívico legado continuó. El personaje creado por el ilustrador jerezano José Luis Maqueira llegó a visitar los colegios de la ciudad hasta con un ecobús. Todo un ejercicio de concienciación por parte del Consistorio de una ciudad que por aquel entonces tenía un prestigioso servicio de aguas y recogida de basuras.

Hoy Jerez, con el agua y la basura privatizadas y, con una concesión a Aqualia y Urbaser respectivamente, no sólo ya no gestiona servicios que deberían ser públicos sino que no centra sus esfuerzos en una de las pocas acciones que puede llevar a cabo desde el ámbito municipal, la educación ambiental. Estoy seguro de que campañas de concienciación como la del Lolo crearon escuela en toda una generación de jerezanos que hoy reciclamos conscientes del perjuicio que ignorar esta tarea supone para el medio ambiente. Y con ello, enfrentarnos a ese bulo que corre por las calles y que banaliza el reciclaje por su ineficiencia final.

Lolo debe reaparecer, más mayor y quizá, vistas las circunstancias, un poco más triste y enfadado que de costumbre. El espantapájaros podría ser el sujeto protagonista de una dura reprimenda a un Ayuntamiento que una Semana Santa más nos obliga a todos los ciudadanos de algunas zonas de Jerez –como el casco histórico- a ser cómplices de una mayor contaminación. ¿Por qué tenemos que, nunca mejor dicho, tirar a la basura nuestra iniciativa de reciclar en casa? Y ante este tipo de coyunturas los jerezanos y las jerezanas que nos preocupamos por el medio ambiente también deberíamos preguntarnos: ¿Qué está haciendo y qué puede hacer el Consistorio para ayudar a cumplir los objetivos que el programa marco de residuos de la UE (Directiva 2008/98/CE) sugiere? Tanto la legislación de residuos europea como la española (Ley 22/2011) exige medidas a las autoridades competentes en materia de recogida y gestión de residuos para cumplir en 2020 el objetivo de al menos el 50 % de reciclaje de residuos domésticos. ¿Cómo vamos a afrontar este reto si no ofrecemos la posibilidad de reciclar a una parte de los vecinos de nuestra ciudad durante prácticamente un par de semanas?

El reciclaje es uno de los pilares para la conservación ambiental y, a este respecto, es competencia municipal ofrecer a los ciudadanos y ciudadanas de Jerez la posibilidad de reciclar sus residuos así como incluso de sancionar a los que no lo hagan. Entonces, ¿por qué como jerezano durante toda esta semana tengo que tirar mis plásticos, por ejemplo, al contenedor orgánico? ¿Así se utilizan mis casi 30 euros destinados a la recogida y gestión de basuras en el último recibo del agua que días atrás recibí en el buzón de mi domicilio? ¡Vaya ejemplo! Sin duda alguna y en la medida de lo posible, debemos exigir responsabilidades y proyectos en materia de educación ambiental a nuestro Ayuntamiento. Es tarea de todos, aportemos nuestro grano de arena tanto en indignación como en sugerencias.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído