caspa_25.jpg
caspa_25.jpg

La historia está llena de errores que han resultado beneficiosos. Uno de ellos fue ese papelito adhesivo en el que anotamos que nos falta misterproper o mantequilla. En realidad la empresa 3M quería fabricar un pegamento muy fuerte y solo consiguió un remedo bastante endeble, incapaz de pegar con firmeza dos trozos de papel. El resultado del desastre fue que, sin proponérselo, inventaron el Post-it, o pósit, imprescindible desde entonces en todas las oficinas y en la puerta de mi frigorífico. Lo mismo sucedió con la penicilina y otros muchos inventos accidentales que han resultado providenciales. Un error de Canal Sur durante las campanadas de fin de año provocó que miles de andaluces se acordaran de todos los jerezanos y jerezanas y de la madre que parió al tío que le dio al botón equivocado.

Pero el teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de Jerez, de apellido que rima con Essspaña, opina que se trató de un "bendito error" al considerar como beneficio que se colara anticipadamente un spot (que dicen costó 700.000 euros) en miles de hogares andaluces y fastidiara las uvas a la audiencia. A ese respecto habría que hacerle un par de consideraciones al concejal, ya que el saber no ocupa lugar. Primero. Está demostrado que la publicidad invasiva está dejando de ser rentable por el rechazo que genera en las audiencias. Y más, como en este caso, si interrumpe la programación inesperadamente en unos momentos especialmente emotivos y cargados de simbolismo y de sentimientos, como es recibir el año nuevo entre familiares y amigos dispuestos a ser felices. Segundo.

Las palabras del concejal celebrando el "bendito error” tienen una gran carga de mofa hacia los espectadores que sufrieron el error de Canal Sur y dejan en muy mal lugar al Ayuntamiento de Jerez, bastante deteriorado ya por la incompetencia de sus regidores. Menos mal que su eco ha sido muy limitado, dada la irrelevancia política del referido concejal en Andalucía. Tiembla, Pablo Iglesias El aspirante a la Alcaldía se ha venido arriba después de estas reflexiones y ahora quiere acabar con la estrategia que ha llevado a Podemos a la gloria. Sí, sí. No solo está decidido a limpiar de rojos el Ayuntamiento de Jerez, sino que se dispone a combatir a los enemigos de España en todo el solar patrio. Por eso le ha enviado una carta retórica a Pablo Iglesias en la que le explica que la "honradez, decir la verdad y mucho trabajo es el único secreto que conocemos los españoles..." y que ya está bien de jugar “de forma despiadada con la ilusión de la gente” prometiendo "soluciones fracasadas".

Se ve que al autor de la ficticia misiva le traicionó el subconsciente y mientras escribía pensaba en las "soluciones" que prometió su partido en Jerez y que están llevando a la ciudad a multiplicar el número de parados, la deuda municipal, la suciedad en las calles y los niños jerezanos hambrientos y en riesgo de exclusión social. Por no hablar del derrumbe del centro histórico o de las consecuencias de tener una alcaldesa bajo sospecha y en el punto de mira de la justicia, que eso sí que es una "bendita" promoción de la marca Jerez. O a lo mejor pensaba, como paradigma de honestidad, en la nómina de inquilinos del PP alojados en Soto del Real.

Querido Pablo Iglesias, tú que eres politólogo, sociólogo y un crack de la comunicación, dile al conserje de tu partido que le explique al concejal algunas nociones de Retórica clásica: ese arte que la retórica romana de Cicerón fundamentaba en docere, movere, deletare, que traducido resulta enseñar, conmover y deleitar. Y también que le ilustre sobre las virtudes del comunicador retórico que, según Quintiliano, no solo debe estar curtido en el "arte del bien decir", sino que tiene que formarse para ser "un hombre bueno, correcto y justo", valores inalcanzables para el edil jerezano. De lo dicho y oído se puede concluir que buscar notoriedad a costa de la notoriedad ajena denota debilidad e insignificancia, y que no siempre los errores llevan al éxito, como fuel el caso del pósit. Hay ciudadanos que cuando se equivocan eligiendo a sus representantes pueden hundir a una ciudad, y a un país, en el pozo de la ruina y del cutrerío.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído