iu_ganemos.jpeg
iu_ganemos.jpeg

El eje formado por Ganemos Jerez e IU ha dejado claro al PSOE que la idea no es entrar en el gobierno, en ‘su’ gobierno, sino que su pretensión es formar un nuevo gobierno.

El eje formado por Ganemos Jerez e IU ha dejado claro al PSOE que la idea no es entrar en el gobierno, en ‘su’ gobierno, sino que su pretensión es formar un nuevo gobierno. Es algo más que un matiz ya que implica una relación de igual a igual, y que además no se puede llamar tanto 7+7 como 7 vs 7, hasta el punto de que si el PSOE quiere mantener la alcaldía de Jerez –que ya les digo yo que sí- tiene que aceptar la ‘transaccional’ de que Ganemos-IU sea mayoría en la junta local de gobierno y que estas formaciones ostentaran las dos primeras tenencias de alcaldía.

¿Qué va a pasar? A la espera de que este cronista realice al fin un cursillo para aprender a leer el futuro en las hojas del té, está claro que el PSOE va a tantear en una próxima reunión si la propuesta es de máximos, tal y como ahora mismo parece, o es negociable. El problema no está, desde luego, en el documento con 133 medidas presentado la semana pasada y que, en principio, parece asumible por los socialistas, sino en cómo funcionaría el Ayuntamiento de Jerez desde el minuto uno en que entraran Ganemos e IU, cómo sería ese nuevo gobierno municipal en el que los socialistas se verían obligados a compartir el poder real con un nuevo eje, nada que ver con una cesión graciosa –en la antigua acepción de la palabra- de tres o cuatro delegaciones (de nuevo cuño) a cambio del apoyo de las dos formaciones de izquierda los dos años largos que quedan de mandato, opción que, a buen seguro, sería más del gusto de los socialistas.

De todas formas, como ya se ha dicho en anteriores ocasiones en este espacio –y como ayer mismo recalcaba Paco Sánchez Mújica en un artículo- la sensación que hay en las filas socialistas es de que lo peor ya ha pasado, por lo que en principio –tratándose de política hay que decir siempre eso de ‘en principio’ porque nunca se sabe- todo indica que los socialistas responderán que no, que así no, a Ganemos e IU. Lo peor, además del desgaste personal que supone gobernar una ciudad que tiene tantos problemas como Jerez en una situación tan precaria, fue el duro otoño vivido por la alcaldesa y sus cinco concejales ‘de facto’ con asuntos como la no reincorporación de los afectados del ERE municipal (la espoleta de la crisis con sus semi socios) o el conflicto (parcialmente superado) con los sindicatos municipales.

Bien, las espadas están en todo lo alto. Aunque todas las partes están de acuerdo en que lo que sea debe ser ya, no más allá de febrero, el PSOE intentará que haya un calendario de reuniones con contenido más allá de la propuesta 7 vs 7 que han puesto encima de la mesa Ganemos e IU a fin de sondear un acuerdo que le resulte aceptable…



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído