ExpresiónJovenJerez-182x300
ExpresiónJovenJerez-182x300

El catalán

Javier López Menacho (@lopezmenacho)

Hace unas semanas hablaba con un amigo escritor, Gabriel Noguera, sobre el Certamen cultural de Malagacrea y lo que había significado para él. Vino a decirme que, de alguna manera, el certamen contribuía a poner en marcha su año artístico. Era una fecha clave, un impulso que le mantenía en modo creativo. Los proyectos paralelos discurrían, la escritura siempre estaba ahí, pero el hilo conductor de su obra había sido, durante muchos años, ese certamen.

Recordé de inmediato el malogrado Certamen de Expresión Joven de Jerez, de cuya última edición que tengo conocimiento data de 2011. Llevaba por entonces dieciséis ediciones. Eso convertía al certamen no sólo en un espacio cultural en presente, sino en un acto que recogía un legado, el de los muchos artistas que, en cualquiera de sus modalidades, habían prestado su tiempo y talento a la ciudad.

En su época, conocí artistas jerezanos que luego han desarrollado su trabajo profesionalmente a través de este concurso. Yo mismo lo gané en un par de ocasiones. En la primera sólo se presentaron siete relatos. La segunda vez ya era un certamen reconocido a nivel nacional y se presentaban escritores jóvenes de toda España. Volviendo la vista atrás, ese certamen lo fue todo y nada al mismo tiempo. Nada, porque el que quiere desarrollar su talento tiene que trabajarlo cada día, independientemente de lo que hayas hecho en el pasado. El talento no vive de rentas. Todo, porque aun siendo un premio como tantos otros, supuso un impulso anímico importante, el del reconocimiento por parte de personas ajenas a que tu escritura merece la pena. Y supuso también la presentación en sociedad de esa dedicación hasta entonces secreta. Quien dice escritura dice fotografía, cómic, ilustración, cortometrajes, etc.

Sí, el certamen me ayudó y sospecho que ahora pudiera hacerlo con muchos otros jóvenes, pero de ese legado y esa memoria ya no queda nada. Un día se fue el Certamen de Expresión Joven para no volver. No lo hizo porque costara mucho dinero (sus dotaciones no eran nada del otro mundo), no lo hizo porque los jóvenes pasaran del certamen, no lo hizo porque faltara un espacio donde celebrarse, lo hizo porque pagó los platos rotos de una gestión lamentable, la de los tres gobiernos que se han ido turnando estos últimos años para hundir a Jerez en el lodo cultural. Quizás la imagen que mejor describe la cultura actual de Jerez sea la famosa fotografía de la alcaldesa desfasando en el Rocío.

De los correos electrónicos que recibía con las convocatorias del Expresión Joven, de esos carteles (proféticos) que jugaban con la palabra crisis hasta convertirse en Crea, solo queda el recuerdo. Y la memoria se quiebra cuando la gente tiene preocupaciones de tanta hondura como llevarse el pan a la boca o conseguir un trabajo. Nadie dio una explicación ni se redactó una mísera nota de prensa ni los responsables de juventud se pronunciaron al respecto. Nadie defendió lo que era patrimonio de los jóvenes de la ciudad y, por supuesto, nadie asumió responsabilidades por su defunción.

Si como dice la delegada de juventud en la web del Ayuntamiento -muy bien de apariencia, muy pobre en contenidos-, su prioridad para la ciudad es “potenciar la formación y profesionalización de los creadores noveles que tengan en la Delegación de Juventud el mejor espacio para desarrollar sus aptitudes.”, ¿por qué se dejó morir el Certamen de Expresión Joven? ¿Por qué no dijeron siquiera que esperaban a tiempos mejores para resucitarlo? ¿Por qué parece que lo único que hace el Ayuntamiento es ceder espacios como si fuera una inmobiliaria? Si el problema es el dinero, ¿por qué no juegan con las infraestructuras que poseen? ¿Por qué no ofrecen como premio el uso de espacios creativos para los artistas? ¿Por qué no buscan acuerdos con diferentes comercios y asociaciones para que los premios tengan otro tipo de compensación? ¿Por qué no trabajan la visibilidad de los artistas y potencian la difusión de su obra? ¿Por qué ni siquiera se sabe qué valor artístico joven tenemos hoy día en la ciudad?

¿Sabría decir la delegada quiénes son los escritores, fotógrafos, cineastas e ilustradores jóvenes y nacidos en Jerez que más destacan a nivel nacional? ¿Hay un inventario, una web, un espacio de compartición? ¿Fomenta eso este Ayuntamiento o tiene sus intereses en otros asuntos? ¿Los artistas que no pertenecen a una cofradía y que ejercen su creación de manera independiente, tienen la maldición de tener que salir de la ciudad para conseguir espacios de desarrollo? ¿Por qué no le devuelven a la cultura y a los jóvenes todo lo que se le ha quitado estos últimos años? ¿Quién va a dar la cara por sus intereses? ¿Por qué no, en definitiva, se trabaja culturalmente esta ciudad?

[divider]

Javier López Menacho es escritor y Social Media Marketing

También puedes seguirlo en

http://elespaciorelatado.blogspot.com.es/

http://www.elclubdelosimposibles.es/

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído