Dani Mateo sonándose los mocos con la bandera española en un skecht de 'El Intermedio'.
Dani Mateo sonándose los mocos con la bandera española en un skecht de 'El Intermedio'.

Cuando parecía que el despido de Itziar Castro de OT iba a ser el más sonado de la semana llegó Dani Mateo y lo eclipsó. El viernes pasado una clínica oftalmológica de la que el humorista era imagen anunció que retiraba toda la publicidad en la que aparecía el colaborador de El Intermedio. El motivo aparente del despido era que durante un sketch el acompañante más fiel de Wyoming se sonó los mocos con la bandera de España. Esto es algo que la clínica dice no compartir porque defiende la libertad de expresión “pero siempre dentro del marco legal vigente” y la empresa está “claramente del lado de nuestra Constitución”.

La reacción de la clínica en cuestión me resulta exagerada. La defensa que realizan del texto que se firmó hace 40 años es un tanto incoherente. No tiene sentido defender el respeto a la bandera por delante de un derecho fundamental como es la libertad de expresión. Lo del sentimiento por la banderita se nos está yendo de las manos. Cuando les conviene a los españolitos ofendidos les aflora ese sentimiento americanizado tan retrógrado. Y no. Aunque algunos lo pretendan en España no es generalizado ese sentimiento de identidad a través de la bandera.

Hay que respetar que haya quien se pueda sentir ofendido por gestos como este, pero no hagamos demagogia. Por cierto, ¿y si Dani hubiera hecho lo mismo con la estelada? Seguro que hubiera recibido muchos aplausos, le saldrían más contratos de trabajo y probablemente su imagen continuaría en la publicidad de la empresa que le ha despedido. No tiene sentido defender la libertad de expresión solo cuando conviene y eso es lo que ha hecho la clínica. Le convenía aprovechar la situación para hacerse notar y probablemente ese y no la parodia en cuestión sea el motivo por el que han prescindido de Mateo. De hecho el despido tuvo lugar días después de la emisión del sketch. Si tan grave les resultó, ¿por qué esperaron tanto para prescindir de Mateo? Si el gesto del humorista no se hubiera vuelto viral, ¿le habrían despedido?

Por otro lado también me ha resultado exagerada la reacción del humorista. Llegó a cerrar durante unas horas su cuenta de Twitter para no leer los comentarios que criticaban su actuación. Está en todo su derecho de cerrarla, pero esto es algo que demuestra su orgullo y ego. Si has hecho algo que no gusta en uno de los programas de televisión más vistos y defiendes que es libertad de expresión, tienes que apechugar con las reacciones de quienes lo han visto siempre que estén fuera de insultos y amenazas y respetar que haya quien no esté de acuerdo.

Cuando eres un personaje público y en la era de las redes sociales tus actuaciones y comentarios se vuelven virales tienes que pensar en las consecuencias antes de actuar y si decides actuar tienes que asumirlas. Porque la viralidad de lo que hagas y no la acción en sí, es lo que puede jugarte una mala pasada. Por actitudes como esta Dani Mateo nunca ha sido santo de mi devoción. Creo que hay que realizar el humor con buen gusto y con sus pataletas él destaca por todo lo contrario. Además en más de una ocasión ha excusado su mal gusto diciendo que es humorista y esto no es excusa para que lo que digas no tenga consecuencias. No por dedicarte al humor lo que dices sobre temas delicados, y más cuando lo haces desde la provocación, tiene menos importancia.

Esas otras pataletas a las que me refiero son el principal motivo por el que la reacción de la clínica me ha resultado fuera de lugar. En los últimos meses ha habido otras acciones de Dani Mateo que han estado fuera de tono y han sido de peor gusto que la de sonarse los mocos con la bandera de España. Además las ha realizado fuera del programa de La Sexta, que de alguna manera es un contexto que le sirve como respaldo.

El humorista puso hace unos meses el siguiente tuit: “La regla = Excusa para decirle a tu novio lo que llevas acumulando durante 28 días. La regla es el Control + Alt + Supr de las relaciones”. En ese momento fueron muchos los que le tacharon de machista. Otra de sus expresiones más sonadas fue cuando aseguró que “quitar lazos amarillos es una buena manera de solucionar nada en absoluto”. Teniendo en cuenta que de alguna forma se podía interpretar que apoyaba el gesto de los defensores de la independencia catalana de poner lazos amarillos, las consecuencias por parte de la clínica tendrían que haber sido peores que las de ahora si lo que pretenden es defender la Constitución.

En definitiva, que en esos momentos en los que a Dani se le tachó de machista e independentista la clínica hizo oídos sordos y decidió contar con él para sus campañas. Y desde mi punto de vista a nivel social son expresiones mucho más graves que lo de sonarse los mocos con la bandera. Es lícito que él exprese su opinión. Igual que lo es que la empresa no esté de acuerdo con lo que ha hecho el humorista y no quiera que se relacione su imagen con sus servicios. La diferencia es que nos guste o no Dani es fiel a su estilo. Pero en la clínica no han sido fieles a lo que ahora defienden. ¿Estaban de acuerdo con las meteduras de pata de Dani con las que se le tachó de machista e independentista? No se puede presumir de defender la bandera sin haber defendido antes otras cuestiones más importantes. Como dice el refrán, “Nadie se mira su moco pero sí el que le cuelga al otro”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído