Una auditoría. Eso es. Eso es exactamente lo que vamos a hacer, lo primero que vamos a encargar cuando gobernemos. En cuanto gobernemos. Al día siguiente, si puede ser. Sí, sí, ya sé que es una medida novedosa, que nunca se le ha ocurrido a nadie, pero el tiempo nuevo que se abre en política, el tiempo nuevo que han pedido los ciudadanos y ciudadanas con sus votos, necesita medidas audaces.

Y una auditoría es una medida audaz. Y novedosa, desde luego. Una auditoría, la leche, a veces es que me sorprendo a mí mismo. Una auditoría ya. Hay que levantar alfombras, abrir puertas, ventanas y cajones, abrir muchos cajones, porque necesitamos una foto-fija de las cuentas municipales para saber dónde estamos. Porque donde estamos es donde nos han llevado. Ellos. Así que, una auditoría. Sí. Lo primero. El punto de partida y, a partir de ahí, pues ya podemos trabajar en una hoja de ruta para gobernar y establecer prioridades de gestión. Por cierto, ¿cuánto tarda en hacerse una auditoría? Eso tarda varias semanas, ¿no? Ah, que incluso pueden ser meses… Pues hala, nos vemos en septiembre…  

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído