El tipo se quedó parado a finales de febrero. Comenzó a moverse y tuvo dos entrevistas de trabajo en marzo. En principio, todo fue bien aunque no entendió muy bien eso de “es que ya está encima la Semana Santa, ya hablamos después” que le dijeron, palabra arriba, palabra abajo, en los dos sitios que más se interesaron por contratarlo. Pasó Semana Santa, hizo un par de llamadas a ver cómo iban las cosas, y le dijeron que bueno, que sí, que todo iba bien, muy bien, de hecho, pero que es que ya está encima la Feria. Bueno, se dijo, disfrutaremos de la Feria y ya llamamos. Una semana después de la Feria llamó y volvieron a tranquilizarle. “Sí, todo va bien, lo que pasa es que ya está encima el Rocío”, le dijeron. Bueno, realmente esto, tranquilizarlo, tranquilizarlo, no le tranquilizó mucho. La Semana Santa, la Feria…, bueno, pero ¿el Rocío? ¿Qué tiene que ver el Rocío? Se celebró el Rocío, volvieron las carretas, y llamó justo el día después de la entrada triunfal de los rocieros por la calle Porvera. “No, no, si todo va bien, lo que pasa es que ya está aquí el verano”, le dijeron. Aquello fue un mazazo, sobre todo porque el verano últimamente en Jerez dura hasta bien entrado octubre. Así fue, llamó en septiembre, y sí, “ahora, en cuanto llegue el otoño…”, llamó en octubre, todavía de manga corta, y le dijeron que sí, que esperase un poquito… Llegó noviembre, volvió a llamar y escuchó que “sí, claro, pero es que ya están aquí las primeras zambombas, es que ya es Navidad, como el que dice”. Llegó Reyes, se recogieron los últimos regalos, se comieron los últimos langostinos y el mismo día 7 llamó. “Bueno, ya sabe, es que nosotros dependemos de Cádiz y es que ya está aquí mismo el Carnaval”, le dijeron. En marzo dejó de llamar. Tenían razón. Ya está aquí la Semana Santa. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído