Playa de arena y conchas. Los mareantes, lucha por la sostenibilidad y la ecología.
Playa de arena y conchas. Los mareantes, lucha por la sostenibilidad y la ecología.

Un sueño de chiringuito ejemplo de economía circular, las barquitas al pie llevan a los afortunados a los arrecifes artificiales, a jugar con los peces que acuden en masa ante los insectos que le llevan a modo de sanas golosinas, y a la almadraba donde atunes, cuán Ferrari sostenible del mar, van y vienen en el copo mientras se bucea ojiplático y con adrenalina.

Se demuestra con hechos que sostenibilidad, biodiversidad, residuo cero reutilizando aceites usados y compostando residuos orgánicos, junto a la compensación de agua colaborando en la recuperación de lagunas litorales, mitigadoras del Cambio Climático adicionalmente.

Calculando la huella de carbono, se fomenta cuantitativamente el uso de la bicicleta en clientes y empleados, del consumo de productos local y con certificación ecológica CAAE, eliminando cajas de un sólo uso, ofreciendo jarras de agua del grifo para vasos de fécula de maíz para favorecer una realidad sin plásticos y produciendo la energía renovable que se necesita, desde la tumbona fotovoltaica que recarga móviles hasta la cocina solar, luz de ultrabajo consumo y agua caliente, pudiéndose comer mojándose los pies, bajo parte de un cañizo, y repartiendo ceniceros a los bañistas, eco-toilet, sin dejar rastro diario ni al final de verano, pues se limpia continuamente por nuestra cuenta, inspeccionando la arena en busca y captura de los tan dañinos microplásticos. 

Ensaladas, salicornia y frutas de temporada, boquerones plancha, sardinas y caballas al carbón vegetal con su flor de sal, y helados artesanales ecológicos, con y sin azúcar, de mi amigo Alejandro Isac, un fuera de serie, todo amenizado con la biblio-playa y música en directo que llega al corazón cerca del Punterito. 

Se acabará con la puesta de sol por la orilla de la mar, olas a tropel, conchas y caracolas a modo de móvil, la brisa y el sonido peinan con armonía sin la prisa del mundo digital.

Cada octubre repoblaremos con enebros marítimos y otras especies dunares el litoral cercano para estar más orgullosos ante nuestras generaciones futuras. Si quieres formar parte activa, ya sabes cuál es tu chiringuito para hacer frente al Cambio Climático. 

Querer es Poder, para uso y disfrute de los que juegan con la marea, de ahí será nuestro cartel LOS MAREANTES.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído