Escultura de piedras o bolos de río de un pastor, con armadura de hierro en una rotonda de Castro Marim.
Escultura de piedras o bolos de río de un pastor, con armadura de hierro en una rotonda de Castro Marim.

"Y ve me a por.... y ve me..." - nada por cierto que ver con la IBM -... a ese mandado" por ordeno y mando de mi abuela, mis vacaciones distaban de ordenadores y de informática.

A por la verdura y fruta local al puesto de la plaza, a la ferretería del pasaje por alcayatas, el aceite de oliva virgen extra variedad manzanilla y verdial y la bebida en el economato de la Cooperativa, los molletes en el horno de la calle Cantareros o el de la Chirri tempranito, el pan en el horno del pan tras desayuno, la cal viva al polvero y a apagarla al corral - con ayuda de agua del pozo y el palo a remover -, los parches al taller de bicis y los domingos a por calentitos de Carmela, descanse en Paz. Teníamos claro cuándo y dónde, con movilidad sostenible de antaño, un ratito a pie y otro andando. Éramos niños y ya somos mayores.

En esta tierra nuestra nos falta desarrollo de ideas, comunidades energéticas locales, genios del valor añadido, que nos paguen por pensar, con profunda reflexión, un creer en poder, nos faltan líderes, personas con credibilidad, empáticas, ilustrados, formados por y para una sociedad mejor. La Universidad de Granada ya trabaja en ello, muchas gracias por desarrollar una necesidad básica y éxitos, por el bien de todos y de las generaciones futuras. Líderes, todos cumplimos un papel esencial, nadie es prescindible, profesores, sanitarios, agricultores, ganaderos, mundo cultural, jornaleros, conductores, empresarios, tenderos, cocineros, …

Si dentro de esa falta de liderazgo, donde el jefe no quiere mandar - inherente a su cargo - para no cometer futuros errores, llegamos a la parálisis, no precisamente será por el análisis. "Si cerramos la puerta a no cometer errores, también la verdad se quedará fuera".

Una nómina a fin de mes nos hace pensar que ya le tocará a otro el emprendimiento, mi compromiso acaba cuando me tocan el bolsillo. Líderes bien preparados y formados es estratégico en estos momentos, con una sociedad civil exigente y vigilante.

Mandar supone materializar una idea, un proyecto, una orden - equivocada o no - facilitando a la cadena de transmisión su rendimiento, su sensación del trabajo bien hecho. Larga vida a los decisores por su apoyo a ideas acertadas, a través de los Fondos Next Generation como herramienta fundamental y estratégica de adaptación a los cambios en estos momentos trascendentales, sólo así seremos BIEN MANDADOS.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído