Manos moradas del movimiento feminista, alzadas. FOTO: JUAN MARÍA AYALA.
Manos moradas del movimiento feminista, alzadas. FOTO: JUAN MARÍA AYALA.

La mejor manera de eliminar una política pública es denunciar que el dinero que se destina a la misma no se gasta, lo que significa que sobra, o que no hace falta.

Esto es lo que está pasando estos días con la financiación de la violencia de género en Andalucía, primero fue el Instituto Andaluz de la Mujer, que no destinaba su presupuesto a las mujeres maltratadas, ahora el trazo es más grueso, y han llegado a decir, desde el Partido Popular, que 3 de cada 4 euros están sin gastar. Es decir, sobran.

Que el propio presidente de la Junta de Andalucía haya entrado en la guerra sucia de las noticias falsas, al más claro estilo Trump, nos debe escandalizar.

Ya nadie cuenta que al votar no al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, que había consignado un incremento en las partidas destinadas a la igualdad, no verá la luz el dinero destinado a financiar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que sería de 220 millones de euros, con el incremento de 20 millones de euros más para los ayuntamientos.

Ya nadie denuncia que el pasado jueves Ciudadanos y Partido Popular se negaran a apoyar en el Parlamento de Andalucía el incremento de las partidas de violencia de género para estos ayuntamientos, ¿para qué? Si sobra el dinero, ¿no ven ustedes que no se gasta?.

Resulta curiosa esta polémica cuando el silencio del gobierno ante las listas negras contra los empleados públicos de las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género que ha sido solicitado por Vox, a través del Parlamento de Andalucía, es atronador.

La consejera del ramo se ha limitado a decir en su cuenta de Twitter que esto es una “ocurrencia”, no parece muy dura ni muy contundente la terminología, y no parece la consejera de igualdad muy decidida a vigilar y defender la lucha contra la violencia de género más allá de repetir una y otra vez: “ni un paso atrás”.

Sinceramente, cada vez me preocupa menos lo que dicen o lo que piensan los responsables de Vox contra la violencia machista, ellos están aquí para eso, para una vendetta personal y política, pero cada vez me alarma más la actitud del Partido Popular y de Ciudadanos, buscando argumentos para alimentar el discurso.

Que las victimas piensen que el dinero que se destina a ellas no llega, se pierde por el camino o no se gasta, es el peor de los puñales que un maltratador es capaz de usar contra su víctima, porque la vuelve a dejar sola, sin aliados, sin amigos, sin ninguna persona o institución en la que confiar.

Nada importa que todo sea falso, nada importa que el presupuesto este más que gastado y el que queda por gastar esté a disposición del nuevo gobierno para que haga lo que estime oportuno, de nada sirve que demos los datos una y otra vez.

La sospecha siempre recae sobre las víctimas, la parte más débil siempre debe demostrar que dice la verdad, las víctimas deben sobrevivir solas, sin más ayuda que ellas mismas. ¿A esto llaman no dar pasos atrás? ¿a esto llaman luchar contra la violencia de género?

Asco es lo que siento, dolor en la boca del estómago, ganas de vomitar y de decir a los cuatro vientos que a este gobierno no le importan las víctimas, que no sufren con ellas, que no piensan más que en titulares de prensa y en tapar sus verguenzas y las de sus amigos íntimos.

Que ganas tengo de que terminen las campañas electorales y los pactos de gobierno, que ganas tengo de que lo peor de la política salga de mi vida y de la vida de cientos de miles de mujeres anónimas que no merecen este debate falso.

Saquen sus sucias manos de lo único bueno que tiene la cosa pública, luchar y trabajar por las personas que más lo necesitan, que no entienden de fake news, bulos y mentiras, que solo conocen el dolor, acostumbradas a dormir pegada a la puerta, sobresaltadas, angustiadas, sin esperanza, y ahora, gracias a ustedes, también sin presupuesto.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído