Sanitarios con enfermos, en Ifema, Madrid, en una imagen de Twitter.
Sanitarios con enfermos, en Ifema, Madrid, en una imagen de Twitter.

Y mi compañero y amigo Sergio Minué @sminue lo ha escrito en tres artículos de su blog el Gerente de Mediado: la extinción de la primaria: los hechos (I), las causas de las causas: el desierto de los tártaros (II) y los responsables (III). En ellos dice cosas como estas:

1. Algunas conclusiones del informe de Amnistía Internacional: La contundencia del informe es demoledora, describe con fiabilidad y precisión la terrible demostración de abandono, maltrato y desprecio de todas y cada uno de los gobiernos regionales de este país hacia la Atención Primaria.

2. El progresivo proceso de extinción de la Atención Primaria no comenzó con la pandemia, ni siquiera con la crisis económica de 2008, como algunos quieren hacer creer, sino bastante tiempo antes. Es cierto que la pandemia ha degradado la Primaria hasta hacerla completamente invisible. Pero no es tampoco la crisis del 2008 la responsable de la actual; sus orígenes se remontan mucho más atrás: en un artículo que publicamos en AMF hace casi ya un año ( Lecciones no aprendidas de la pandemia de la covid-19 , que siguen sin aprenderse), Juan Simó demostraba cómo la apertura de la tijera del gasto entre Atención Primaria y Atención Especializada comenzó mucho antes de la crisis de 2008, aunque con ésta y (en contra de lo que era razonable) se amplió aún más: solo en los 4 primeros años desde el inicio de la reforma de la AP (1984-8) creció de forma paralela el gasto entre AP y hospitales; desde entonces el crecimiento del gasto hospitalario ha llevado a aumentar hasta un 34% más ( 35% en gasto de personal). Entre otras razones porque ninguno de los actores del poder (políticos, medios de comunicación y jueces) utilizan la AP como dice Simó, pero también porque no les ayuda a ganar elecciones de la misma forma que lo hace ubicar un hospital en cada pueblo.

3. Gobiernos de todo signo político aceptaron con sumisión el objetivo establecido por la Troika de reducción del gasto sanitario público del 6.47 en 2011 al 5,5 en 2020, casi un punto del PIB, que como bien demostró Juan Simó afectó especialmente a la Atención Primaria. No son temas para entrar en el telediario, claro. Como tampoco lo es la falta casi absoluta y casi generalizada de reforzamiento real de los profesionales, con contrataciones efectivas, estables y dignas de nuevos refuerzos; el argumento esgrimido por los verdaderos Responsables de esa medida es que no los encuentran: lean por favor esta noticia sobre los que optan por marchar, y esta otra (sobre los que no pueden entrar) para averiguar donde están los responsables, que por cierto no se esconden en ninguna fiesta clandestina.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído