El Tekila y las primarias

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

antonio-tekila-ganador-got-talent_1886821304_8275607_660x371.jpg
antonio-tekila-ganador-got-talent_1886821304_8275607_660x371.jpg

A mediados de semana la España televisiva y seguidora de programas en prime time se quedaba helada. La causa no era ninguna ola de frío de esas que nos sorprenden a traición cuando la primavera empieza ya a lucir sus mejores galas, de hecho a los casi tres millones de espectadores que seguían la final de la segunda edición de Got Talent España, el aguanieve televisivo les pilló ya de temporada primavera-verano y a algunos incluso en paños menores propios de esas horas de la noche camino de la madrugada.

Los que le dejó helados fue la victoria de Antonio El Tekila, un extremeño de 44 años por el que nadie hubiera apostado ni un solo euro ni tan siquiera en Los Santos de Maimona, su pueblo natal. Pero contra viento y marea, y también contra los más mínimos principios de la verdad artística, este hombre, vestido de rojo para la ocasión, no solo llego a la final cuando nadie lo esperaba sino que además ganó el concurso, los 25.000 euros y el coche tan necesario en los tiempos que corren si quieres ganar cualquier competencia que se decida por la fuerza de los votos.

Dicen los seguidores del programa que lo del color rojo de su indumentaria artística ha podido influir en la decisión de una parte de los votantes telemáticos que han podido confundir la final de Got Talent con las primarias del PSOE. Puede que no anden muy descaminados quienes así piensan porque la insistencia en el mencionado color es una de las señas de identidad de uno de los precandidatos socialistas y puestos a votar puede resultar que nada es verdad ni es mentira y todo depende del color del cristal con que se mira, en este caso el rojo.

Para mí, que no sigo este tipo de programas, resultaba desolador ver en las redes sociales el día después de la masacre artística, como los seguidores del concurso se lamentaban, rozando el espíritu de la tragedia griega, por el resultado de la final y el triunfo de El Tekila. Ninguno acertaba a explicarse cómo semejante atentado contra la pureza artística había podido consumarse en nombre del mal gusto.

El análisis de la votación ha ocupado en España tantas páginas como la controvertida victoria de Trump en las elecciones americanas y se han llegado a señalar algunas extrañas coincidencias en torno a  la influencia de la “red oscura” en ambos acontecimientos.

Parece que en el caso de El Tekila ha tenido un papel relevante la implicación de Forocoches, una especie de agrupación de electores telemáticos, que cuentan con unos activos, llamados shurs, capaces de darle la vuelta a la tortilla de cualquier consulta en las redes y que podrían haber puesto en marcha “el tequilazo”, o lo que es lo mismo un ejército de troles al servicio del ridículo más espantoso en el que ha podido caer la televisión en España desde aquella aventura eurovisiva del Chiquilicuatre.

Y es que a día de hoy, estas votaciones por Internet, cuando no las revientan los servicios secretos rusos, lo hacen los shurs de Forocoche, lo que puede estar llevando a los seguidores de Errejón a la sospecha de que Iglesias pudiera ser un hombre de paja de esa agrupación de votantes telemáticos dado el sistema utilizado para las primarias de Vistalegere 2.

Lo ocurrido con El Tekila debería servir para que la gestora del PSOE se reafirme en su negativa al voto telemático en tanto el sistema no se afina y se encuentran los cortafuegos adecuados para garantizar la limpieza del proceso, porque a día de hoy cualquiera que se vista de rojo, sea capaz de pegar saltos sin sentido al ritmo de una música demoníaca y le caiga simpático a Putin o a los de Forocoche puede ganar hasta Pasapalabra

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído