Como en la mayoría de las obras había realidades y sueños, luces y sombras, un malo con su equipo y un bueno con el suyo.

Aquella tarde Juan, como en cada comienzo de temporada del teatro de verano que estaba situado en el Parque, aguardaba su turno en la cola para entrar en el recinto a presenciar una nueva obra. Un grupo de gente le había hablado bien de ella, y aunque nadie era capaz de catalogarla en un género, la obra había causado gran expectación. Tenía de todo. Un poco de comedia, drama, ficción.... algo onírica. Pero sobre todo tenía mucho texto y parafernalia. Los actores se habían tenido que aprender un guión muy cargado, con muchas palabras.

Como en la mayoría de las obras había realidades y sueños, luces y sombras, un malo con su equipo y un bueno con el suyo. Quien sembró el terror y la desesperación y quien vino a liberar a la gente de la opresión de esa supuesta tiranía. Vencedores y vencidos. O al menos eso parecía sobre el guión. Los malos destrozan y los buenos arreglan. Siempre fue así. La diferencia, que los malos no eran tan malos ni los buenos tan buenos, porque como suele ser habitual, hay gustos para todo. Y si no que le pregunten a Grey y sus sombras, deleznables para unos y morbosas para otros.

Al final, después de ver una obra en la que, en el fondo y bajo el disfraz de las buenas intenciones, había traiciones, fanatismos, odio, revanchas y muchos intereses, Juan salió camino de su casa dudando si el teatro era como la vida o la vida como un teatro. Porque no es lo mismo hacer de las cosas que pasan un teatro, que hacer teatro con las cosas que haces. Y con esa reflexión llego a su casa, se sentó en su cómodo sillón, abrió una lata de cerveza y cogió su tablet. Juan consultó la prensa local como cada noche y al leer el primer titular que decía “El Ayuntamiento creará......” Pensó: ¿A que al final sí que va a ser lo mismo? ¿Expectativa vs realidad?

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído