rio_guadalete_.jpg
rio_guadalete_.jpg

Cabe esperar que dentro de unos años Jerez disponga de un río que, en realidad, nunca ha sido suyo del todo más que para ir a comer a su vera.

El río Guadalete es desde hace muchos años uno de los grandes olvidados de Jerez. Es algo más que una frase recurrente –sencillamente es un hecho- que Jerez vive/ha vivido de espaldas a su río, probablemente, entre otros motivos, porque una cosa es pasar por el municipio y otra es hacerlo por el casco urbano, es decir, es el río de Jerez, pero no tanto como lo es para El Puerto o incluso Arcos.

La Junta de Andalucía lleva años –sí, pero a ratos- trabajando en la regeneración del río, una regeneración que, al menos por lo que se refiere a la percepción de la ciudadanía, no acaba de llegar. Sobre este asunto hay plena conciencia, de hecho, los partidos políticos jerezanos suelen coincidir en incluir en sus programas electorales medidas encaminadas a la integración definitiva del Guadalete en la vida de la ciudad desde la plena consciencia de que existe un potencial económico y turístico claramente desaprovechado (embarcaderos, senderismo, centro de interpretación...).

Por ahora se sigue trabajando en cuestiones iniciales, muy lejos de alcanzar eso que en política se da en llamar "puesta en valor" del río. Digamos que subsanados la mayoría de los problemas causados por las graveras y tomas de aguas ilegales, las principales cuestiones que se afrontan actualmente son relativas a la limpieza, tanto en su ribera (reemplazando del soto especies que no son autóctonas), como en el propio cauce, desde tiempo inmemorial "rellenado" de residuos (increíble la capacidad de tirar lavadoras al río que algunos han venido demostrando) que al final lo obstruyen y aumentan el riesgo de inundaciones en las barriadas rurales adyacentes en los episodios de fuertes lluvias.

Bien. Despacio, pero poco a poco se avanza en este asunto y cabe esperar que dentro de unos años Jerez (ciudad) disponga de un río que, en realidad, nunca ha sido suyo del todo más que para ir a comer a su vera, que oye, que tampoco es mal plan ir a comer a Lomopardo, La Corta, Albarizones…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído