Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se saludan durante la sesión de investidura. FOTO: PODEMOS
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se saludan durante la sesión de investidura. FOTO: PODEMOS

Y todo eso sin que, de verdad, se trastoque ningún poder fáctico. Sin que los ricos paguen, de verdad, más y donde al descendiente de Fernando VII, al Borbón, se le moleste ni un pelo. Sin nacionalizar nada y sin emplear la palabra comunismo o socialismo, de verdad, desde la izquierda. Sin que Billy el Niño esté juzgado y con un Tribunal Supremo digno de una reunión de Drácula. Toda esta algarabía cuando cobrando mil se pagan quinientos en una barriada de mojones por un alquiler. Todo, teniendo en cuenta que Pablo Iglesias ni le hará la más mínima rozadura al neoliberalismo. Todo esto por las diez medidas propuestas y que serán tres. Todo por una idea de España que no es tal.

Más que nos duela a los internacionalistas o a los de la visión visigoda. Todo por creer que Pablo es el subcomandante Marcos. Todo porque saben que la masa en la revolución es el caos. Todo por el miedo, la falta de obligaciones y de educación. Por hacernos creer que somos malos. Por lo condenados que estamos a la repetición de la rueda histórica... ¡Por dios! Éstos llevan 200 años en modo guerracivilista. Galdós explicó que era la Restauración, el carlismo, por qué se asesinó a Prim y lo que hizo Fernando VII con la Pepa.

Los 40 años de dictadura fascista y el no de Alianza Popular a lo que ahora disfrutan de un modo cínico. Es lo de siempre, pero esta vez por migajas. Tienen el listón tan alto y de un modo tan reaccionario que en las migajas vemos revolución. Con un pensamiento fatalista sobre las verdaderas posibilidades del ser humano y lo que se ha conseguido.

Aznar indultó a terroristas de Tierra Libre, gestaron pactos con Puyol y Arzallus. Hay países en el mundo, civilizados, con un sistema federal. Vox sacado de la trinchera y del PP, echando cojones. Y el personal asustado y no gana ni 1.000 euros, repito. Están desatados, sabedores de que controlan los medios y tu opinión. Pablo Iglesias no es más que helio y si pudieran, de nuevo lo fusilaban. Parece que está en órbita del norcoreano, y todo eso sin montar a caballo en la campiña como Abascal. Los números sólo daban con la derecha, ¿querían eso?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído