pleno_26_01_2017-3.jpg
pleno_26_01_2017-3.jpg

Parece que tras el chasco de la semana pasada, el gobierno municipal está a punto de sacar adelante el Presupuesto municipal de 2017.

Parece que tras el chasco de la semana pasada, el gobierno municipal está a punto de sacar adelante el Presupuesto municipal de 2017. Hay acuerdo con IU y Ciudadanos y parece que está muy próximo un acuerdo con Ganemos, lo que supondría sumar 16 de los 27 votos de la Corporación, algo que es no solo más que suficiente, sino importante. Parece que después del fiasco en la formación de un gobierno de coalición del PSOE con Ganemos e IU, se impone la responsabilidad para sacar adelante el Presupuesto municipal que además, millón de euros arriba, millón abajo, son habas contadas, por lo que en los próximos días todo hace indicar que habrá presupuestos, presupuestos además hechos con el patrón impuesto por la tutela de facto de Hacienda sobre las cuentas municipales.

Lo que realmente es objeto de análisis es la actitud que adopta la alcaldesa, Mamen Sánchez, cada vez que tiene un revés relacionado con temas económicos del Ayuntamiento. La semana pasada, de nuevo, cuando su grupo no sacó a la primera los Presupuestos, le faltó tiempo para volver a hablar de un ERE, eso sí, siempre en clave positiva, como no queriendo ‘molestar’. “No queremos hacer un ERE”, dijo, a la vez que negó recortes en los sueldos —discutible— o nuevos cierres de empresas. No es la primera vez, hay que insistir, que Mamen Sánchez hace mención a lo del ERE, una especie de muletilla, de recurso cada vez que vislumbra problemas con el tema de los cuentas. Lo que no está claro es qué pretende decir con esta frase. Si se trata de un aviso a navegantes, de sinceridad, un lavado de conciencia o un simple recurso político solo ella lo sabe… Igual que hay que recordar las veces en que ha reconocido la existencia de determinadas parcelas del Ayuntamiento que van muy justas de personal… algo de lo que culpa precisamente al ERE. En fin, uno y su contrario: cosas de la política.

Lo que está claro es que Mamen Sánchez debería ponderar el uso de esta referencia a un ERE municipal que “no quiere hacer” y recordar que se trata de un tema que le ha jodido la vida a mucha gente y en el que posiblemente —insisto en el posiblemente— podría haber hecho algo más antes de que la muletilla “dentro de la legalidad” exhibida en el momento de la verdad pasase a tener más valor que su promesa electoral de reincorporación.



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído