No me ha sorprendido el numerito del PP reclamando la instalación de una estatua de la Virgen en una rotonda, es lo que esperaba de ellos. ¿Alguien esperaba otra cosa?, ¿que pidieran perdón por haber arruinado al Ayuntamiento o que pidieran a Montoro que echara una mano para arreglarlo? Y menos aún para pedir a Rajoy y a Báñez que hicieran algo para bajar el paro de una de las ciudades con más desempleo de España, aunque fuera por mediación de la Virgen del Rocío.

Pero no nos equivoquemos, eso no es un fallo del PP, de tontos no tienen un pelo, eso es pura estrategia, la de Rajoy, primero fumarse un puro y salir cuanto menos mejor en público. ¿Para qué hacer propuestas o críticas serias si eso no da votos? Unas arengas indignadas llenas de ardor patriótico y defensas numantinas de la fe y ¡hala!, a ganar elecciones. ¿Y los del coletas son populistas? Anda que… a ver cómo le sientan las camisas de Alcampo al señor Saldaña.

Cuando se publique este artículo ya eso de la estatua no será noticia, son cosas de nuestro tiempo, pero para mí eso no le quita importancia, sobre todo si se pone en relación con otras cosas que están pasando en nuestro país, por ejemplo en Callosa del Segura. Esa escena de unos señores y señoras atados con cadenas para impedir el derribo de un monumento franquista en el que había una cruz de mármol es patética. Ni el mismísimo Berlanga con guión de Cela la hubiesen mejorado. Tañer de campanas a rebato de fondo y los cánticos de los rosarios de la aurora mezclados con el cara al sol, faltaba que la tele fuera en blanco y negro y el fantasma de Pepe Isbert se hubiera aparecido por las esquinas.

Y como colofón a todo esto la reacción ante la absolución de Rita Maestre por enseñar el sujetador en un anexo de la Universidad Complutense, anexo al que por cierto, algunos llaman capilla. Unos pueblos más allá del ridículo más casposo. Dad a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, ¿recordáis? Cuando uno duda de su poder de convicción surge el autoritarismo, la imposición, solo hay que darse un paseo por La Habana, Riad, Marrakech, El Cairo, Tayikistán o Pionyang y lo podemos comprobar. No hay casas donde no haya un retrato de Kim Jong, de Fidel, del Rey Salman, o del dictador de turno. Las calles están llenas de consignas, estatuas de líderes, santones, de los que ellos consideran mártires y por supuesto todos los edificios oficiales e instituciones están presididas por sus símbolos.

Franco nos dejó una herencia igual que esos déspotas, y la Iglesia Española sigue insistiendo en esos pasos. ¿No encontráis muchos más puntos de coincidencia entre la Conferencia Episcopal Española con esos países que con los países libres y aconfesionales europeos? No buscan un Estado aconfesional, con libertad religiosa, lo que buscan es más una especie de dictadura religiosa, ultracatólica, de religión única.

Pero esa política parece que tiene un efecto perverso, según el CIS el número de matrimonios por la Iglesia en 1996 fue de 148.947, mientras en 2015 fueron 47.721, de un 77% a un 30%. ¿Revelador, verdad? Y las cifras de los que se consideran católicos es peor si la vemos desde el punto de vista generacional. "En enero de 2014 sólo un 48,4% de los españoles entre 18 y 24 años dice ser católico, mientras que un 47,1% reconoce no plantearse cuestiones religiosas, ser no creyente o ateo”. O sea que la política del vencerás aunque no convencerás no les está saliendo bien.

Pero no se puede generalizar, porque estoy plenamente convencido de que la inmensa mayoría de los católicos que usan sus creencias para la mejoría de su sociedad, esos que se dejan el pellejo en países en guerra o en barriadas peligrosas donde el resto de los ciudadanos no pasamos ni a buscar agua, esos que usan su tiempo libre e incluso su dinero para evitar desahucios, cortes de luz o agua no son precisamente los que quieren y piden esas honorabilidades y alharacas, estoy más que seguro aún de que preferirían una mayor dotación para medicinas, alimentos, ropa y material escolar que estatuas, monumentos, procesiones o imágenes ricamente adornadas.

“Debemos practicar la auténtica revolución cristiana. Trabajo para todos, pan para todos, dignidad para todos". Kiril Lakota (Anthony Quinn). Las Sandalias del Pescador, 1968.

P.D. 1: Los concejales del PP, ya puestos a revisar acuerdos que hicieron cuando mandaban en el Ayuntamiento podrían pedir la reversión de 20.000 metros cuadrados que cedieron a los amigos estafadores de la familia Aznar, los Legionarios de Cristo, muy cerca, junto a Chapín, y que sigue criando malvas y cardos borriqueros.

P.D. 2: Podíamos proponer a la Edusi, que está muy de moda eso, que ponga unas taquillas en las calles para cobrarle un pequeño peaje a los costaleros que sacan pasos fuera de la Semana Santa, al menos para costear los servicios que usan, como nos pasa a todos cuando cortamos una calle por mudanza u otra cosa. No les cogerá de sorpresa, me han dicho que sus hermandades ya les cobran por ser costaleros extemporales.

P.D. 3: ¿Solo tres cargos del PP han sido premiados por defender la época franquista? Joder, no sabía que eran tan pocos, como un día les dé por ser sinceros van a necesitar el Bernabéu para la entrega de premios. ¿A nadie se le ha ocurrido investigar cómo sus pueblos siguen teniendo de apellido… del Caudillo?

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído