te-cae-bien-susanna-griso.jpg
te-cae-bien-susanna-griso.jpg

-A veces, entre llamadas de bancos y sirenas de sindicalistas, me pongo tu programa en el ordenador. 

-Hola, ¿Mamen Sánchez, por favor?

-Ay, hola. Mamen, te llama Susana Griso…

-Qué pronto me ha reconocido…

-A veces, entre llamadas de bancos y sirenas de sindicalistas, me pongo tu programa en el ordenador. Bueno, en realidad lo tengo puesto todo el rato, otra cosa es que le preste más o menos atención. Quiero que sepas que tú eres mi favorita de las mañanas, Susana, tu programa me gusta mucho más que el Mariló y el de Ana Rosa, desde luego… 

-Ah, pues te lo agradezco. Por cierto, ¿quién eres?

-Soy la secretaria de Mamen. ¡¡Oye, Mamen, que no es ningún truco de la Caixa, que he comprobado que es de verdad Susana Griso, ponte… línea uno, ya sabes!!

-¿Eres Susanna Griso? Soy Mamen Sánchez…

-Sí, sí, soy Susana. Oye, qué secretaria tan competente tienes…

-[Mirando hacia su secretaria con incredulidad] Bueno, tiene sus días…

-Como todos, querida Mamen, como todos… Si yo te contara cosas de alguno de mis colaboradores…

-Déjalo, Susana. Te puedo asegurar que por mucho que me cuentes eres tú la que no se creería la que tienen liada ‘algunos de mis colaboradores’. De patio de colegio…

-Sí, a veces hacen cosas que son de juzgado de guardia…

-¡¡Gluuuuppss!! Espera un momento, Susana, que casi me atraganto… Pues sí, eso es, de juzgado de guardia…

-Bueno, vamos a dejarlo, Mamen. Mira, yo te quería invitar a mi programa…

-¿A Espejo Público? Bueno, ya miro a ver…

-No, no, al otro, al de ‘Dos días y una noche’…

-Pues la verdad, Susana, no caigo ahora, no sé…

-…Odio decirlo, pero es el que se parece a…

-…Ah, vale, el que es como el de Bertín…

-Ese, sí, ese, ¡qué cruz!

-Pues no sé, Susana, tendría que consultarlo con la familia, a ver qué piensa…

-Claro, mujer, claro…

-Es que, verás, yo estoy muy liada aquí en Jerez, que los socialistas sacamos siete concejales, pero una se me fue a Diputación, que oye, tanta paz lleve como la que deja, todo hay que decirlo, pero es que ahora encima tengo a mi gente peleada…   

-Ya, ya, en la televisión de las mañanas no se habla de otra cosa que de tu arrojo y valor, bueno, de eso y de las cosas de Isa Pantoja Jr., claro… Bueno, que te decía… Yo estaría contigo, podrías contar los problemas que tienes a ver si se solucionan, no sé… Eso sí, tengo que dormir una noche allí en Jerez…

-Ya, pero tendría que sacarte por ahí… Tendríamos que tener cuidado con los sindicalistas, claro…

-¿Tienes problemas con los sindicatos?

-Pues sí… con todos no, claro, pero sí. Problemas con los bancos, con la plantilla municipal, con mi equipo… menos mal que la familia bien, gracias…

-Bueno, Mamen, puede tener su punto humano eso de que los ciudadanos vean a un político, a una política en este caso, con tantos problemas… Que vean que, al fin y al cabo, es como ellos. Daríamos una vuelta por el centro, tú charlas con los comerciantes, con los vecinos…

-No creo que se oyera mucho con la nueva sirena que se han agenciado los sindicalistas, la verdad…

-¿Es para tanto?

-Si no dejan celebrar los plenos…

-Pues puedes contar todo eso. Alcaldesa de ciudad en la ruina, boicoteada por los sindicatos -que además tienen la sirena más potente del mundo- y con su gobierno municipal peleado. ¡Suena estupendamente! ¡Menudo ‘programón’, Mamen, no vamos a tener que exagerar nada, nos comemos el ‘share’!

-No sé, Susana, no sé si me merece la pena. Con lo que me hubiera gustado que me hubieras llamado hace cosa de un año, cuando era diputada en Madrid. ¡Qué tiempos! Hubiéramos salido por el barrio de las Letras, unas cañitas en la plaza de Santa Ana o en la Dolores, ¡uff!… A lo mejor el programa me hubiera valido para seguir en Madrid y todo…

-Mamen, ser alcaldesa de tu pueblo tiene que ser algo muy bonito…

-Ah, tú eres de los que piensa que Jerez es un pueblo…

-¿Yo? No sé, la verdad… ¿Por? Bueno, te decía que tiene que ser bonito…

-… Ya, ya. Con dinero, seguro, Susana, con dinero seguro que es bonito.

-Chica, piénsatelo…

-No va a poder ser, Susana. No te he comentado una cosa…

-Dime…

-Ya me llamó, Bertín…

-Anda. ¡El programa contigo al carajo…!

-Qué carajo más fino te ha salido… En Jerez se diría algo así: ¡‘Ar’ ‘caraho’! Bueno, Susana, lo siento, la próxima vez será…

-Vale,  Mamen. Oye, y ánimo.

-Adiós, adiós. [Después de colgar] Por cierto, secretaria, tú que estás enganchada a su programa… ¿cuánto mide Susana Griso en tacones? Era lo que me faltaba. No tenía otra cosa que hacer yo que…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído