Los ministros Marlaska, Illa, Robles y Ábalos.
Los ministros Marlaska, Illa, Robles y Ábalos.

A continuación se detalla un amplio extracto de la telereunión del Consejo de Ministros de ayer, martes 21 de abril. Se oyen voces, pero no siempre se distingue quién habla, por lo que se han obviado nombres. (Huelga decir que es todo imaginario… un bulo, señor agente-lector de la comandancia de la Guardia Civil).

-Entonces vamos y soltamos ya a los niños.

-No, no los soltamos, salen. Y son niñas y niños…

-Soltamos a los ciudadanos niños y las ciudadanas niñas…

-No los soltamos, salen. Salen las ciudadanas niñas y ciudadanos niños.

-Así no vamos a acabar nunca…

-Yo no lo veo muy claro lo de soltarlos ya…

-No los soltamos, salen.

-Los expertos tampoco lo ven muy claro…

-Qué más da lo que digan los expertos, tampoco pensaron que fuera a haber 22.000 muertos y mira…

-Bueno, nosotros tampoco lo pensábamos.

-Cierto, pero nosotros no somos expertos.

-Ni expertas.

-Total que soltamos a los niños…

-No los soltamos, salen. Niñas y niños…

-Yaaaa… por favor. El caso es que salgan. Hay que aflojar aquí. Que salgan aunque sea a acompañar a la compra a los padres…

-¿A la compra? Yo no estoy por fomentar el consumismo… Y es padres y madres.

-Bueno, a los sitios a los que pueden ir los padres y madres durante el confinamiento: a la compra, al banco, a la farmacia, a por el periódico…

-A este paso los mandamos al estanco…

-A mí me mandaba mi padre al estanco y tampoco me pasaba nada…

-Bueno, eso crees tú…

-A mí me parece castrante. Me refiero a lo de que tengan que acompañar a sus padres y madres, porque las niñas y los niños son personas con su propia identidad, aunque en el fondo estemos hablando de una construcción social que…

-Ja, ja, ja… déjate de rollos. Si son los padres los que…

-Padres y madres…

-Vale, pero si es al revés, al final son los padres y madres los que van a acompañar a los niños…

-Y niñas.

-Vale, son los padres y madres los que van a acompañar a los niñas y niñas. A tomar por culo el perro, todo el día haciendo caca. Ahora, va a ser: Vane, ¿quieres dar un paseo? Kevin, ¿quieres salir otro ratito? Tres o cuatro veces diarias, hasta que los niños y niñas se cansen y empiecen a pedir dinero, a decir que les duelen los pies o que hace mucho calor…

-Vale, entonces de acuerdo… niños y niñas pueden acompañar a sus padres...

-Y madres.

-… y madres a hacer las salidas autorizadas.

-Pues yo creo que deben pasear…

-Y yo…

-Yo también…

-Pero los expertos…

-Nosotros también tenemos expertos…

-Bueno, pues vamos a hacer una cosa: nosotros decimos a eso de las dos o las tres… ‘pa’ lo que viene siendo el telediario de mediodía, vaya, lo de salir a hacer las tareas con padres y madres y luego por la tarde salimos con la otra decisión, como si hubiéramos reflexionado sobre el asunto después de la siesta y ‘vendemos’ –también nosotros, aunque vosotros ponéis varios ‘tuis’ de esos… que estáis to’l día, para que quede claro que es más bien cosa vuestra- también lo de los paseos, dicho así como con un punto magnánimo… “Hemos reflexionado y estamos dispuestos a atender el sentir ciudadano y rebajar las medidas… y ya pimpiripim”.

-¿Y no le chocará a la gente el cambio de opinión en cuestión de horas?

-Bah, qué dices. Además no es cambiar de opinión, es rectificar. Sí, habrá tres o cuatro resentidos en sus columnas… Nah, lo de siempre y los de siempre. Les aplicamos la ‘Doctrina Trifachito’ y ya…

-No hemos hablado de la edad, por cierto…

-Son doce años, lo dijo el presidente el sábado…

-Bah, el sábado. Pues no ha llovido…

-Sí, la verdad es que esta primavera anda un poco revuelta…

-Si solo fuera el tiempo…

-Bueno, que son los doce…

-Mejor los catorce.

-Doce.

-Catorce…

-Esto parece lo de “temporada de patos, temporada de conejos”. Aquellos dibujos animados de Bugs Bunny y el Pato Lucas que eran tan buenos y…

-Puff… venga, 14 acompañados…

-Pero si los de catorce, de hecho, ya podían ir ellos solos a los recados…

-¿Ah, sí? Yo aquí, en el consejo de ministros, y no tenía ni idea… Si lo llego a saber mando a la niña alguno de los días de lluvia -que no me apetecía salir, la verdad- a por el pan, a ver si deja un poco en paz los deditos…

-¿Se masturba mucho? Bueno, está en la edad del autoconocimiento del cuerpo, de avanzar en la exploración de su propio autoerotismo…

-¡Quita, qué leche! Todo el día con los dos pulgares dale que te pego al whatsapp…

-La mía y sus amigas y amigos son más de Telegram…

-Bueno, pues lo dicho, hala chau…

-Venga, muy bien, cerrado un mensaje potente, comprensible, sin fisuras y que trasluce que tras cuarenta días de confinamiento todas las decisiones de este gobierno están perfectamente meditadas y razonadas. Gracias por venir…

Pues queridos lectores y lectoras, después de esta primicia-bulo, por exceso de original como se decía antes en los periódicos (cuando se suprimía algo porque se había tratado profusamente otro ‘algo’) pasamos ya a las secciones que se han ido haciendo fijas en las Confesiones sin que este cronista sepa muy bien el porqué.

En ‘Cultura Infecta’ hoy le recomendamos la entrevista a Alejandro Sanz que publica El País. No sé muy bien por qué la recomiendo, la verdad… de hecho les sugiero que pasen directamente a los comentarios, que en general ponen regular a este cantante tan querido por el público divorciado (en especial ellas) y que está un poco pesado durante el confinamiento… Bueno, olvídense por completo de Sanz, les recuerdo que tal día como hoy murió Miguel de Cervantes. A partir de ahí, lean lo que les parezca. Les recuerdo aquella maravillosa cita del crítico Harold Bloom: “mejor no leer nada que leer Harry Potter”.

En Desinfección y Chuletas, una sección que nace a medio camino de la improvisación y de la necesidad (la de estar continuamente lavándome las manos tras el requerimiento de las autoridades sanitarias), hoy precisamente aparecen en la palma de mi mano derecha Lope, Calderón, Tirso, Ruiz de Alarcón y Lope de Rueda (nótese la familiaridad con los tres primeros), lo que vuelve a dar al traste con un notable en Literatura durante el BUP y continúa sembrando de nubarrones una vida académica: la mía.

Sánchez advierte que la desescalada será “lenta y gradual” y que no quiere dar “pasos en falso”. Oh, Señor, en tu infinita paciencia… (jamás creí que fuese a hacer una invocación de este tipo en un artículo, de verdad).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído