Artículo de opinión escrito por Alfonso Saborido, titulado 'Progres'. Manifestación feminista en el consistorio.
Artículo de opinión escrito por Alfonso Saborido, titulado 'Progres'. Manifestación feminista en el consistorio. Candela Núñez

Una de las canciones que más me piden en la radio es la dedicada a la naturaleza, cantada por Roberto Carlos. Aquella que decía "que quería no ver ballenas desapareciendo ni manchas de aceites en los mares, que quería ser civilizado como los animales". Esa canción, aunque siempre te piden los oyentes ‘la de las ballenas’ se titula El progreso

El progreso, según la RAE es ir hacia adelante, avanzar, perfeccionar. El progreso es por tanto lo que ha hecho avanzar a la Humanidad. En cosas de importancia tecnológicas como el descubrimiento del manejo del fuego, la invención de la escritura, la rueda, o la máquina de vapor. O el avance en cuestiones sociales, como la abolición de la esclavitud, la creación de pensiones para las personas mayores o de un sistema de seguridad social, que asegure la atención a la salud a todas las personas, sin distinción entre ellas.

Progreso es una buena palabra.

Pero la ultraderecha, ya lo hacía Hitler, despersonaliza las palabras que no les conviene en su adoctrinamiento político, machacando en los medios de información dándoles otros significado: el que ellos quieren y que suele ser el contrario. Estas palabras nuevas, las inventan o las transforman. Hemos visto como a los niños y a las niñas huérfanos les llaman 'menas'. Porque decir que son niños solos queda mal. Mejor inventar una palabra para convertirlos en criminales de todo tipo de delitos. Culpables de todo. Como hizo Hitler con los judíos.

Ahora, la otra palabra utilizada para insultar y despersonalizar el significado es ‘progre’. Utilizan la palabra cortada ‘progre’ para insultar y no tener que decir comunistas, rojos, obreros, feministas, etc.… un lenguaje preguerra civilista que quieren evitar, aunque estén diciendo lo mismo. Al igual que antes de 1936 utilizaban la palabra CAFÉ para decir otra cosa.

Así que cuando escuchemos a alguien decir ‘progre’ ya sabemos quien está detrás. Alguien que está en contra del progreso, de lo que hace avanzar a las sociedades. Alguien en contra de un sistema público de pensiones justo para nuestras personas mayores, alguien que no quiere una ley para ayudar a las personas dependientes (ya sabemos que pensaba Hitler de la pureza de la raza, no quería gente con ‘fallos’ que fueran una carga para el sistema), alguien que no quiere un sistema democrático donde todos podamos pensar en libertad.
Quien dice ‘progre’ no quiere progreso. Quiere atraso. Quiere involución. Quiere volver a lo de antes.

Y es usted, amable lector o lectora de lavozdelsur.es, quien decidirá ir hacia adelante, ir hacia atrás, o quedarse congelado a verlas venir.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

antonio Hace 1 año
Totalmente de acuerdo con el articulo del Sr. Saborido, personalmente prefiero ser "Progre" con todas las connotaciones antes dichas, a ser "Retro" que como bien dice nuestro diccionario de la RAE ...Retro: Propio de una época pasada, sin comentarios.
Lo más leído